Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid y Valencia tratan ya a todas las personas con hepatitis C

El plan del Gobierno prevé dar medicación solo a los enfermos en fases más graves

Virus de la hepatitis C.
Virus de la hepatitis C. getty

Dos comunidades, Madrid y Valencia, han dispuesto tratar ya a todas las personas con hepatitis C, independientemente de su gravedad, afirmó ayer Javier García Samaniego, coordinador de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España. El plan estatal prevé medicar solo a los enfermos más afectados (los catalogados como F2, F3 y F4), pero los Gobiernos regionales han anunciado —el de Valencia— o permitido de facto —el de Madrid— extender esta prestación a los F0 y F1. Ello, que para la alianza es positivo, implica, sin embargo, una desigualdad para los pacientes que debe evitarse, afirmó Samaniego.

En total, desde 2015 ya han recibido los tratamientos más avanzados y caros (unos 12.000 euros por persona) 72.000 de los 95.000 diagnosticados (el 75%). Con ello se está cerca del propósito de la Organización Mundial de la Salud (OMS): que en 2021 más de un tercio de los enfermos esté en tratamiento, y que esa cifra suba al 90% en 2030.

El problema ahora para alcanzar esas cifras es que los diagnosticados son alrededor de la mitad de los infectados realmente, según los últimos cálculos. Ello rebaja su número de la horquilla de los 500.000 a los 800.000 infectados hasta unos 200.000. Si se toma esta última cifra como el total de afectados, los ya tratados son el 36% del total. “España es el mejor lugar de Europa para tener hepatitis C”, dijo Juan Berenguer, de la Sociedad Española de Inmunología y Microbiología Clínica (SEIMC), miembro de la alianza junto a sociedades de primaria (Semfyc), hepáticas (AEEH), digestvas (SESP) y de pacientes (FNETH y ASSCAT).

Por eso, dentro de las 21 medidas que la alianza propone para a eliminación de la enfermedad, aparte de la equidad —que ya se ve que no se da— están promover las pruebas diagnósticas, sobre todo entre la población de riesgo (personas en cárceles, usuarios de drogas inyectadas, los que tiene entre 50 y 70 años, extranjeros de países con alta prevalencia de la infección y hombres que tienen sexo con hombres con practicas extremas).

Para ello, hace falta que los médicos de primaria incluyan en sus protocolos recomendar la prueba a sus pacientes, señaló Javier Molero, de Semfyc, y educar a la población para que sepa cuándo ha tenido una conducta de riesgo.

Claves de la infección

Transmisión. La hepatitis C se transmite muy mal por vía sexual, salvo que haya concurrencia de enfermedades de transmisión sexual o prácticas extremas que impliquen sangre o agujas, explicó el infectólogo Juan Berenguer.

Drogas. Hasta 1990, la principal vía de transmisión era compartir jeringuillas para inyectarse drogas.

Transfusiones. En 1992 se generalizaron los análisis de la sangre usada en transfusiones. Por eso los mayores tiene más probabilidades de haberse infectado.

Más información