Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exetarra Idoia López Riaño, ‘La Tigresa’, quedará libre el 13 de junio

Alejada de la banda y tras pedir perdón a las víctimas termina de cumplir sus condenas tras 23 años en prisión

Idoia López Riaño, 'La Tigresa' de ETA. Ampliar foto
Idoia López Riaño, 'La Tigresa' de ETA.

La exetarra Idoia López Riaño, conocida como La Tigresa, saldrá definitivamente en libertad el próximo 13 de junio tras 23 años en prisión condenada por decenas de asesinatos. Fuentes de la Audiencia Nacional han confirmado la fecha de licenciamiento de la exterrorista, alejada de la banda y que ha pedido perdón a las víctimas. López Riaño, una de las últimas integrantes de la organización en acogerse a la llamada vía Nanclares de reinserción, se encuentra en la prisión alavesa de Zaballa.

En abril de 2016, La Tigresa salió durante tres días con un permiso penitenciario al que dio el visto bueno la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que tuvo en cuenta los escritos en los que la antigua integrante del comando Madrid, uno de los más sanguinarios de la banda, mostraba su arrepentimiento. “Las muertes de este comando me duelen en lo más profundo del alma y aún más por no haber podido hacer nada por evitarlas. Yo tan solo tenía 20 años y aun así me jugué la vida en ese intento. Me costó siete años de mi vida en Argelia y que se me condenara a una pena terrible”, confesaba López Riaño en un texto remitido al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional que le concedió aquel permiso.

López Riaño integró uno de los comandos más sangrientos de la historia de ETA, el comando Madrid de mediados de los ochenta, en el que figuraban otros conocidos terroristas como De Juana Chaos, Soares Gamboa, Antonio Troitiño o Inés del Río. Perpetraron algunos de los atentados más cruentos de la organización como el de la calle de Juan Bravo o el de la Plaza de la República Dominicana, que acabaron con la vida de cinco y 12 guardias civiles, respectivamente. Además, en la cuenta particular de Idoia López Riaño también figuran los asesinatos de un empresario, un marinero, tres militares (entre ellos, Ricardo Sáenz de Ynestrillas) y un policía. También fue condenada por integrar posteriormente el denominado comando Ekaitz entre el año 1991 y 1992. A ese grupo, en el que también estaba José Luis Urrusolo Sistiaga, se le atribuyen acciones terroristas en Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Alicante, Valencia y Murcia.

Más información