Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos Andalucía condiciona una futura alianza con IU a que rompa sus gobiernos con el PSOE

El líder de IU responde: "No lo vamos a aceptar. No tiene ni pies ni cabeza"

La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, en el Parlamento andaluz.
La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, en el Parlamento andaluz. EL PAIS

Podemos Andalucía pone condiciones a una futura alianza electoral con Izquierda Unida (IU), y una es rotunda: la independencia total respecto del PSOE, lo que implica no tener acuerdos de Gobierno de coalición con los socialistas. El partido que lidera Teresa Rodríguez considera que "no hay retorno posible en el PSOE" y por tanto condiciona la formación de coaliciones electorales con IU para las municipales de 2019 a que este partido no gobierne conjuntamente con los socialistas. En aquellos municipios donde así sea —como, por ejemplo, actualmente en Córdoba— , Podemos podrá "descolgarse" del pacto electoral con IU, asegura la formación en un documento presentado este jueves donde fija su posición ante el proceso de búsqueda del Unidos Podemos andaluz. La exigencia ha irritado a IU. "No lo vamos a permitir en ningún caso, no vamos a aceptar ningún tipo de condiciones al respecto de ningún tipo de negociación", asegura el líder de IU, Alberto Garzón, en conversación con EL PAÍS.

"Podemos Andalucía no formará gobiernos con el PSOE como norma general ni en Andalucía ni en ningún municipio andaluz. No solo no conformaremos gobierno con una relación aritmética favorable al PSOE en relación a una candidatura o Podemos en solitario, sino incluso a una relación favorable a una candidatura o Podemos", dice el documento presentado por el secretario político de Podemos Andalucía, Jesús Rodríguez, titulado El marco de la unidad política en Andalucía: Podemos hacia un bloque de cambio. Esto es, el partido no formará un gobierno conjunto con los socialistas ni aunque fuera bajo su liderazgo porque hubiera obtenido más escaños o concejales en las elecciones.

Se trata de una posición que contrasta con la mantenida por la dirección estatal de Podemos, que sí ofreció a Pedro Sánchez un gobierno conjunto tras las elecciones generales del 26-J. El partido de Teresa Rodríguez no ha "pedido permiso" a la dirección estatal para presentar estas condiciones a IU, según fuentes de la formación.

La federación andaluza de Podemos —cuya líder, Teresa Rodríguez, pertenece a la corriente de Anticapitalistas— es muy crítica con el PSOE. "Estamos convencidos de que no hay retorno posible en el PSOE, que ninguna de las alternativas que se presentan a las primarias han roto con el balance de la gestión de la crisis contra la mayoría social, y sabemos que los vínculos con el poder económico y el peso que éste tiene en el partido es muy evidente tal y como explicó en su día el propio Pedro Sánchez (ahora reconvertido en ala izquierda)", señala el documento que ha elaborado la dirección y que ahora envía a los círculos para ser debatido.

Esa posición con respecto al PSOE, una "línea roja" para Podemos Andalucía, según fuentes de la formación, debe respetarse en cualquier alianza electoral. "Cualquier acuerdo de unidad con otra fuerza del cambio debe ser para fortalecer un proyecto independiente del PSOE", afirma el documento. Por eso, Podemos ve con recelos el pasado de IU, aunque destaca el "giro" que ha emprendido con la dirección de Antonio Maíllo.

El partido de Rodríguez critica el acuerdo de gobierno que la federación de izquierdas suscribió en Andalucía con el PSOE en 2012. "Fue un pacto que ayudó a la desmovilización de las protestas sociales contra las políticas de austeridad en Andalucía y secuestró a IU en las lógicas de San Telmo", señala el texto, que dice que IU seguía una "lógica de hermano pequeño al que sólo le cabía un rol de lobby desde la subalternidad para buscar concesiones a cambio de participar de parcelas de gestión".

Podemos lamenta que IU cogobierne ahora con el PSOE y lo "reoxigene" en municipios andaluces como Córdoba, Marbella o El Puerto de Santa María (Cádiz). Por eso, se reserva la facultad de no llegar a acuerdos electorales con la federación de izquierdas en esos municipios, aunque sí se suscribieran en otros. "Cualquier táctica unitaria que se desplegara en esos sitios debe conllevar la autonomía suficiente para que Podemos en esas localidades pueda descolgarse en las municipales y si así lo desean de un proceso unitario con IU", dice el texto de la dirección de Podemos Andalucía. La otra condición para ese futuro pacto electoral es no disolver la organización: Podemos quiere formar coaliciones de partidos.

IU ha recibido con malestar las condiciones de Podemos.Tanto por la forma como por el fondo. "No nos ha comunicado nadie nada de todo esto. Y no creemos que esto sea serio", se queja el coordinador general de IU, Alberto Garzón. El líder de la federación de izquierdas considera que "condicionar como pretenden un acuerdo político, de transformación general, a una homogeneización de la política de alianzas, habida cuenta de las enormes diferencias que hay entre un municipio y otro carece de todo sentido", asegura. En su opinión, "la casuística municipal es tan enorme que no tiene ningún sentido" romper gobiernos para suscribir una alianza electoral. "Es algo que no tiene ni pies ni cabeza", subraya en declaraciones a EL PAÍS. .

Tras suscribir una alianza estatal para las pasadas elecciones generales, Podemos e IU han comenzado ya el trabajo en diversos territorios —como en la comunidad de Madrid— para explorar los futuros pactos para las municipales y autonómicas de 2019.