Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez no descarta una moción de censura contra Rajoy “liderada” por el PSOE si gana las primarias

El candidato cree que Iglesias impulsa la medida "para meter el dedo en el ojo" a su partido

Pedro Sanchez
El candidato a la secretaría general del PSOE, Pedro Sánchez, en Zaragoza. EFE

Pedro Sánchez ha dejado abierta la puerta a una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en caso de ganar las primarias del PSOE que se celebran el próximo domingo. "Yo no descarto presentar una moción de censura, pero si se produce será liderada por el PSOE y para que prospere, no para que se pierda", ha afirmado este jueves en una entrevista en la Cadena Ser. Aunque ya había dejado entrever esta posibilidad en los últimos días, hasta ahora no había sido tan claro. El ex secretario general ha recalcado sus diferencias con la moción que impulsa Unidos Podemos. "Hace un año vivimos una investidura fallida. No podemos añadir mucha más frustración y presentar una moción sabiendo que se va a perder y que va a fortalecer al gobierno de Rajoy", ha marcado distancias con la iniciativa de Pablo Iglesias.

El candidato a las primarias socialistas considera que el Gobierno de Rajoy "es censurable" por los diversos casos de corrupción que protagoniza el PP pero discrepa de Iglesias, que ha retrasado a este viernes el registro de la moción en el Congreso, más de 20 días después de haberla anunciado. El sábado, víspera de que los militantes del PSOE voten quién desempeñará la secretaría general, hay convocada una manifestación en el centro de Madrid. "¿Cómo va a afectar a la votación? En nada", considera Sánchez. El aspirante, que tiene la certeza de que Iglesias presenta la moción "para meter el dedo en el ojo" al PSOE, no seguirá la estela de Iglesias, que hoy registrará en el Congreso la moción sin los apoyos necesarios para sacarla adelante.

No es la primera vez que Sánchez discrepa de la estrategia adoptada por Unidos Podemos. "Las cosas no se hacen como Iglesias (...). Así no. Nosotros no estamos en la moción de censura. Me suena más a una moción de censura que [Iglesias] sabe que va a perder", dijo el pasado viernes en un acto de su campaña de las primarias. El ex secretario general del PSOE resaltó entonces que las mociones deben tener un "carácter constructivo" y se ganan "a base de diálogo". "Las mociones se trabajan antes de ganarlas", expresó.

A lo largo de la campaña, el exsecretario general ha marcado distancias con el partido de Iglesias para quitarse de encima la imagen de que irá “codo con codo” con Podemos. En su entorno reconocen que la expresión, que utilizó en una entrevista en La Sexta, no fue afortunada porque se interpretó como cercanía a la formación de Iglesias, lo que no era. “El reconocimiento de que no entendió el fenómeno de Podemos no significa que el PSOE tenga que ponerse a su lado”, señalan en fuentes cercanas al secretario general.

En contra de la maternidad subrogada

"No estoy a favor de utilizar el cuerpo de la mujer para la prostitución,
para la trata, ni para la maternidad subrogada". Pedro Sánchez se ha declarado de esta manera en contra de los vientres de alquiler en un acto con medio centenar de activistas feministas en Madrid.

El exsecretario general del PSOE se compromete, en el punto 153 de su programa político Por una nueva socialdemocracia, a "restablecer" la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud para tratamientos de reproducción asistida "con carácter universal, dejando sin efecto las limitaciones acordadas por el Gobierno del PP". El documento destaca que los vientres de alquiler "suponen una mercantilización de las mujeres". Y concluye: "Se deberán promover y facilitar los mecanismos de adopción". El proyecto de Susana Díaz, que según dijo en su presentación no pretende ser un documento "alternativo" a la ponencia marco, no incluye ninguna referencia expresa a los llamados vientres de alquiler. Lo mismo ocurre en el programa de Patxi López

La ponencia marco del PSOE refleja la controversia que rodea a la maternidad subrogada y la falta de una postura común en el partido. "En los últimos tiempos, revestido con un discurso amable y altruista, se ha esgrimido un discurso a favor de los vientres de alquiler, a favor de la mercantilización de los cuerpos y de las vidas de niñas y mujeres, pobres en su mayoría", arranca en su punto 272. Partiendo de la base de que el PSOE "no puede abrazar ninguna práctica que suponga socavar los derechos" de mujeres ni de niñas, su pretensión es defender los derechos (...) "sobre todo de las más pobres en un contexto de rearme del neoliberalismo patriarcal". "No obstante, somos conscientes de que se ha abierto un debate en la sociedad y en el seno del partido que afrontaremos desde nuestros principios y nuestros valores, con absoluta libertad", concluye la referencia a la maternidad subrogada. 

Más información