Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Superior de Murcia se declara competente para investigar al expresidente por la Púnica

Pedro Antonio Sánchez sigue estando aforado porque no dimitió como diputado tras su implicación en el 'caso Auditorio'

El expresidente de Murcia en una foto de archivo del pasado marzo.
El expresidente de Murcia en una foto de archivo del pasado marzo. FP

El Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJ) se ha declarado competente para investigar si el expresidente de la comunidad autónoma, Pedro Antonio Sánchez, cometió delitos de fraude, cohecho y revelación de información reservada en el marco de la Operación Púnica.

El pasado mes de abril, la Audiencia Nacional, que investiga este caso, envió una exposición razonada al tribunal murciano en la que solicitaba abrir una pieza separada para investigar si Sánchez pactó con empresas de la trama trabajos para mejorar su reputación en internet en 2014, cuando era consejero de Educación y pretendía entrar en la lucha por ser el candidato del PP a las elecciones autonómicas de 2015.

El expresidente regional dimitió de su cargo al frente de la comunidad autónoma el pasado 4 de abril, ya que está siendo investigado también por presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad documental por la construcción de un auditorio en Puerto Lumbreras cuando fue alcalde de ese municipio. Sin embargo, no abandonó su acta de diputado, por lo que continúa siendo aforado, y el TSJ es el único órgano que puede juzgarlo.

La Región de Murcia ha iniciado los trámites para eliminar los aforamientos, y la Asamblea Regional aprobó por unanimidad el pasado 26 de abril una reforma del estatuto de autonomía para acabar con esa figura de protección. No obstante, la reforma no ha entrado aún en vigor, ya que debe ser refrendada por el Congreso de los Diputados y el Senado, un proceso que podría dilatarse meses, por lo que Sánchez sigue siendo aforado.

En el auto emitido este miércoles, el TSJ explica que la exposición razonada de la Audiencia (que el PP murciano tachó en su día de “especulación razonada”), contiene un relato de hecho presuntamente delictivos en los que habría participado Sánchez, del que se ha acreditado su condición de aforado, y expone “de forma prolija” los resultados de las investigaciones policiales y judiciales llevadas a cabo hasta el momento. Esas investigaciones señalan que Sánchez concertó varias citas con empresas de la trama con la intención de contratar trabajos de mejora de su reputación que pretendía cargar a la Consejería que dirigía, aunque no se llegaron a materializar, ya que la operación estalló antes.

La Sala Civil y Penal del tribunal recuerda que por el momento solo puede hacer una “valoración meramente provisional” del caso en función de la exposición razonada que ha recibido y considera que procede declararse competente sobre la investigación del expresidente “atendida la suficiencia indiciaria y la posibilidad razonable de que los hechos que en ella se describen hayan ocurrido y de que en los mismos haya intervenido el aforado”.

El TSJ ordena en su auto también dar traslado de la decisión al Ministerio Fiscal y las partes personadas para que informen sobre la existencia o no de conexiones entre la conducta del aforado y la de las otras personas citadas en la exposición razonada, y que de momento seguirán siendo juzgadas por la Audiencia Nacional.

Más información