Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP agrava su crisis en Valencia al votar contra los Presupuestos de Rajoy

La dirección nacional, que ha suspendido el congreso provincial, busca candidato alternativo

Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. EFE

Tras ver cómo el PP de la Diputación de Valencia votaba este martes a favor de una moción crítica con los Presupuestos de Mariano Rajoy, la dirección nacional considera que la deriva del partido en esta provincia obliga a tomar soluciones de urgencia. El conflicto abierto entre los candidatos a la presidencia provincial de la formación en Valencia, Vicente Betoret (el presidente actual) y Mari Carmen Contelles (portavoz, precisamente, en la Diputación), ha llevado a la dirección nacional a suspender hasta nuevo aviso el Congreso que debe resolver su pulso. El equipo de Rajoy plantea tres soluciones, según fuentes del comité de dirección: que los dos candidatos acuerden llegar a la cita congresual con una lista única; imponer una gestora; o encontrar un tercer aspirante que resuelva el conflicto.

El PP afrontó sus congresos autonómicos y provinciales con el objetivo de renovar sus liderazgos y prepararse para el próximo ciclo electoral. Los estrategas del partido se marcaron como meta que el electorado percibiera a su formación como la más fiable dentro del inestable panorama político. Para cumplir con ese plan era imprescindible evitar cualquier tipo de conflicto interno. Aunque esa aspiración se ha cumplido mayoritariamente, el PP no ha podido evitar la aparición de polémicas que han frenado la dinámica del partido en distintos puntos de España. Así, el mayor conflicto autonómico se ha producido en Cantabria, donde un sector de la formación ha llevado a los tribunales la victoria de María José Sáenz de Buruaga, que se impuso por solo cuatro votos. Y entre las citas provinciales se están produciendo duros enfrentamientos en Jaén, Sevilla y Valencia.

Fernando Martínez-Maillo, coordinador nacional, observa con preocupación el conflicto abierto en esta última provincia. En Génova no ha pasado desapercibido que Contelles, una de las aspirantes, se haya implicado en la votación contraria a los Presupuestos, según fuentes de su comité de dirección. Ese gesto se ha juzgado como innecesario, "sorprendente" y reiterativo en el error. ¿La razón? El pasado 5 de abril, Isabel Bonig, presidenta autonómica del PP en la Comunidad Valenciana, se sumó al “más absoluto rechazo” al proyecto de Presupuestos que manifestó el Parlamento autonómico en una resolución pactada por los cinco grupos con representación en la Cámara.

Aunque el pulso valenciano no concita el interés nacional del sevillano, en el que se han implicado ministros, senadores y diputados, sí que preocupa doblemente en la dirección. Primero, porque la Comunidad Valenciana es uno de los tradicionales graneros electorales del PP, que aspira a recuperar el terreno cedido frente a Ciudadanos. Y segundo, porque se juzga la posibilidad de imponer una gestora como un símbolo poco deseable de fractura interna. En consecuencia, la dirección nacional busca soluciones con urgencia: o un difícil acuerdo entre Betoret y Contelles, o candidato alternativo de consenso.