Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Resumen en dos horas de una pugna de ocho meses

La abstención a Rajoy, el comité federal del 1 de octubre y la relación con Cataluña y con Podemos marcan el debate de los candidatos a liderar el PSOE

Pedro Sánchez, candidato a la secretaría general del PSOE, en un acto en Vigo. Vídeo: resumen del debate.

Las dos horas de debate entre los tres candidatos a la secretaría general del PSOE han girado alrededor de cuatro temas principales que explican la crisis del PSOE. La abstención que permitió la formación del Gobierno de Mariano Rajoy, los ecos del convulso comité federal del 1 de octubre en el que Pedro Sánchez dimitió, la forma de afrontar la relación con Cataluña y con Podemos han acaparado la atención del pulso dialéctico entre Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López.

Abstención.  Susana Díaz se ha remontado a los resultados en las elecciones generales del 20-D y el 26-J como el origen del problema del PSOE. "La abstención fue difícil y dolorosa pero no podemos perder la vista de por qué estamos en esa situación. Y es que ese PP tóxico e infame nos ha provocado las dos peores derrotas electorales de nuestra historia", ha argumentado. Los socialistas obtuvieron 90 diputados en diciembre de 2015, empeorando los 110 obtenidos en 2011. Seis meses después batieron su peor registro con 85 escaños. "Los ciudadanos no nos votaron en las últimas elecciones porque no sabían a qué partido votaban, si al pro Ciudadanos, al [candidato] que sacó una bandera más grande que la de Aznar [en la presentación de la candidatura del Circo Price en junio de 2015] o al de la plurinacionalidad".

"Podemos pasarnos debatiendo todo el día el error que fue abstenernos. Hicimos que Rajoy no hiciera sus deberes", ha señalado Patxi López. El candidato ha defendido su posición contraria a facilitar el Gobierno al actual presidente. "Pero esto nos lleva a la melancolía, a seguir peleándonos, a ver quién es más malo", ha sentenciado, en una clara muestra de no centrar su relato en lo ocurrido hace siete meses.

A diferencia de las otras candidaturas, Pedro Sánchez ha centrado su posible reelección como secretario general en la decisión del PSOE de abstenerse el 29 de octubre en el Congreso, facilitando la investidura de Mariano Rajoy. "O curamos o cronificamos esa mal llamada abstención. No ha servido para cambiar nada este país, ahí esta la fractura social, territorial y política. Mariano Rajoy es una manzana podrida en el cesto de la democracia", es la postura de Sánchez, que defiende que la abstención dejó al PSOE "en tierra de nadie".

Comité federal del 1 de octubre. La disparidad de las perspectivas que los tres candidatos tienen de la reunión del máximo órgano de decisión del PSOE que concluyó con la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general ha quedado reflejada a lo largo del debate. La fractura que se atribuye al cónclave del 1 de octubre, que tres semanas después dio paso a otro en el que se aprobó la abstención a Rajoy, acabando así con la interinidad del Gobierno, ha sido uno de los ejes centrales en los que ha girado el diálogo entre Díaz, Sánchez y López. "El PSOE necesita renacer después de lo que sucedió el 1 de octubre".

"No eres presidente porque teníamos 85 diputados", ha replicado Susana Díaz, que ha recordado que la intención de Sánchez era celebrar un congreso el 23 de octubre en el que buscaría ser reelegido: "Lo que se decidió el 1 de octubre fue una posición sobre tu persona, un congreso en 15 días. Nunca del PSOE al servicio de España". "Tú no quisiste preguntar sobre una posición de gobierno sino por ti. Comprendo que haya sido doloroso, pero la raíz del problema son los 85 escaños ante el PP", ha apuntado la presidenta de Andalucía.

"A mí no me gustó aquella decisión. Perdí. Pero quiero que mi partido siga siendo un partido", ha aludido Patxi López a la crisis que el PSOE atravesó el pasado mes de octubre.

Cataluña. Susana Díaz ha reprochado a Pedro Sánchez sus "muchos bandazos" respecto a sus cambios en el discurso como a la hora de afrontar la resolución de la crisis institucional y política en Cataluña. "Tú entras y sales sales y entras. No digo que seas voluble, digo que cambias de opinión en función de lo que te venga bien. No se puede tener cada día de la semana una opinión distinta o 19 por las comunidades y ciudades autónomas que hay. Has salido de la Declaración de Granada", ha cargado la candidata.

Pedro Sánchez ha defendido "un único Estado que es el Estado español" y ha instado a "reconocer la plurinacionalidad" del país. "Defiendo una nación de naciones como la Fundación Alfonso Perales", ha recalcado el aspirante, en relación a la institución vinculada al PSOE-A.

"Estoy en la Declaración de Granada, la Alfonso Perales es una fundación, yo me quedo con el documento de la Declaración de Granada [aprobada en 2013, con Alfredo Pérez Rubalcaba de secretario general]. Lo hago sin ningún complejo", se ha reafirmado Díaz. El documento al que ha hecho referencia Sánchez fue uno de los que se emplearon para Granada aunque hubo decenas, esgrimen conocedores de primera mano de su elaboración.

"Eres la primera persona a la que escucho hablar de nación de naciones culturales, eres muy imaginativo", ha zanjado Díaz respecto del término que los coordinadores del programa político de Sánchez emplean para referirse a Cataluña o País Vasco. "Una nación, respecto al sentimiento cultural, no llega a Estado", ha venido a coincidir Patxi López con Sánchez. El exlehendakari y expresidente del Congreso le ha preguntado en un momento del debate, visiblemente molesto si sabía qué era una nación. "Un sentimiento que tiene una ciudadanía por razones culturales, lingüísticas e históricas", ha contestado Sánchez.

Relación con Podemos. Pedro Sánchez es el candidato que se ha mostrado más cercano al entendimiento con Podemos, partiendo de la idea de que no fue presidente del Gobierno porque "puso condiciones y Pablo Iglesias no lo dejó". "Hace seis años, el 15-M, se congregó en la Puerta del Sol mucha gente. Entonces se hizo oportuna una crisis de identidad; hay gente que considera que el PSOE ya no les representa", ha empezado el bloque político. El exsecretario general ha incidido en la idea de que Javier Lambán o Ximo Puig "no se han podemizado por haber pactado gobiernos" en Aragón o la Comunidad Valenciana. De los siete presidentes autonómicos del PSOE, todos salvo Francina Armengol (Baleares), terminaron enfrentados a Sánchez en su etapa al frente del partido. "O que tú te hayas derechizado por pactar con Ciudadanos", ha referido a la presidenta andaluza, ante quien ha apelado al fundador del PSOE con la regulación de las consultas de los pactos postelectorales: "No es caer en asamblearismo, esto lo hacia nuestro fundador Pablo Iglesias".

"Quiero ganarle a Podemos y al PP. Lo que no sé es lo que tú quieres con Podemos", ha espetado Susana Díaz a Pedro Sánchez. La secretaria general del PSOE-A ha hecho hincapié en que no comparte "ir codo con codo con nadie", en alusión a la entrevista en que Sánchez, al día siguiente de su dimisión como secretario general, se mostró proclive a entendimientos con Podemos. Susana Díaz ha advertido de "lo ocurrido en Reino Unido y Francia", en relación a la debacle de los partidos tradicionales de izquierda. "La socialdemocracia no tiene un problema con el multipartidismo", es la opinión de Pedro Sánchez. "El PSOE no se puede definir nunca por con quién pacta", ha observado Patxi López, de siempre muy crítico con Podemos.

Más información