Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno califica de “inaceptables” los últimos insultos de Maduro a Rajoy

Exteriores niega que el embajador venezolano en Madrid fuera agredido o secuestrado

FOTO: Nicolas Maduro con una copia de la Constitución de Venezuela en un acto en Caracas. / VÍDEO: Discurso en el que Maduro llama "cobarde" a Rajoy.

El Gobierno ha calificado de "inaceptables" las últimas declaraciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien "una vez más recurre al insulto y a la descalificación personal" contra Mariano Rajoy, según un comunicado hecho público este domingo. Maduro tachó el viernes por la noche al jefe del Gobierno español de “cobarde” por permitir una supuesta “agresión” al embajador de Caracas en Madrid, Mario Isea, quien aseguró haber sido “secuestrado”.

El incidente que provocó la última andana de Maduro se produjo el pasado día 11, cuando unos 200 manifestantes se concentraron ante el centro Venezuela Diversidad Cultural en el barrio madrileño de Salamanca para protestar por las violaciones de derechos humanos por parte del régimen bolivariano. La concentración estaba autorizada hasta las 20 horas, pero los manifestantes no se disolvieron y permanecieron en la zona, por lo que la policía aconsejó al embajador venezolano que permaneciera en el interior del inmueble o saliera bajo escolta para evitar incidentes, lo que este rechazó. Isea aprovechó la situación para denunciar a través de la televisión pública venezolana que “hay un secuestro del embajador, de parte de su cuerpo consular en Madrid y de representantes diplomáticos de otros países”.

El Gobierno español recuerda en su comunicado que "en ningún momento se puso en peligro la integridad personal de los asistentes al acto [en el centro cultural venezolano], que contó con adecuada protección policial" y que el embajador de Caracas en Madrid "se mantuvo en contacto en todo momento con el Ministerio de Asuntos Exteriores".

"La calificación de agresión o secuestro de los hechos que tuvieron lugar solo puede buscar desviar la atención de la profunda crisis política que padece Venezuela, frente a la cual España insta a la Jefatura del Poder Ejecutivo de ese país hermano a ofrecer soluciones efectivas y verdaderamente democráticas a los venezolanos", subraya el Gobierno español.

En un acto retransmitido por la televisión estatal venezolana, Maduro dio por cierta la supuesta agresión: "No se puede permitir que se agreda a los embajadores y a las embajadas, eso viola el derecho básico humano de convivencia, el derecho internacional, y Rajoy lo permitió”, dijo. “Rajoy eres un cobarde, tu no puedes permitir que sea agredido un embajador de ningún país. Tú no puedes permitir que agredan la Embajada de Venezuela, eso es fascismo”, insistió.

Tras acusar al presidente español de buscar “pelea” con su país para tapar unos escándalos que lo están hundiendo “en el fango más profundo”, Maduro pidió al Rey que promueva una investigación sobre la “agresión” y que haya un “castigo legal” para quienes asediaron “un recinto diplomático sagrado, protegido por la Convención de Viena”.

Al contrario que en anteriores ocasiones en que Maduro ha insultado a Rajoy, el Ministerio de Asuntos Exteriores no ha convocado por ahora al embajador venezolano en Madrid para transmitirle su protesta, sino que se ha limitado a difundir un comunicado público.

La enésima bronca de Maduro se produce en vísperas de que el Consejo de Asuntos Generales de la UE apruebe este lunes, a propuesta de España, una declaración en la que pide que se investigue la muerte de manifestantes en Venezuela y se exige al régimen que libere a los presos políticos, respete la separación de poderes y el Estado de derecho y apruebe un calendario electoral.

Más información