Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis empleadas de una gasolinera denuncian su despido por no ponerse falda

Trabajaban en una estación de servicio de Córdoba y su atuendo reglamentario era un pantalón

El uniforme reglamentario de la compañía es de pantalón.
El uniforme reglamentario de la compañía es de pantalón.

Seis trabajadoras de la gasolinera Aservi de La Carlota (Córdoba) han denunciado haber sido despedidas por uno de los socios del surtidor, empresario de la zona, al negarse a ponerse uniforme con falda, cuando el atuendo reglamentario consta de un polo, un pantalón y botas.

Las mujeres han acudido a pedir asesoramiento al Centro Municipal de Información de la Mujer de La Carlota, cuyo personal lo ha puesto en conocimiento del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) de Córdoba, según fuentes de la investigación citadas por Efe. También han acudido al sindicato de CC OO de Córdoba, cuya secretaria de la Mujer, Mar Ávalos, tiene previsto reunirse este viernes con ellas para estudiar las acciones que van a emprender.

"Las trabajadoras que no se quisieron poner uniforme han tenido que soportar el acoso del jefe que les decía que si no se ponían la falda no les renovaba el contrato", ha explicado Ávalos, quien ha asegurado que esta "política discriminatoria de la empresa" ha sido "la gota que ha colmado el vaso". Ávalos asegura que las empleadas, algunas despedidas por carta y otras verbalmente, son jóvenes y "están muy asustadas".  "La uniformidad que a veces te piden no puede vulnerar los derechos de imagen de una mujer, ni pueden ser sexistas de ninguna manera de las maneras", ha asegurado la consejera andaluza de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio.

El atuendo de las empleadas de la gasolinera un gran revuelo en redes sociales. Un cliente de la gasolinera escribió en su muro de Facebook que había sido testigo del despido de las tres mujeres por no querer ponerse falta, según ha informado la Cadena Ser de Córdoba. Según el relato del cliente, las mujeres accedieron a llevar la falda, pero con leggins debajo "debido a la climatología y a que son demasiado cortas".

La propia gasolinera ha publicado una imagen del uniforme de sus empleadas en su perfil de esta misma red social con el comentario. "¿Alguien con dos dedos de frente puede decir que en el siglo XXI este uniforme denigra a la mujer?". En la imagen, la empleada lleva una falda roja corta y unos leggins negros debajo.

El revuelo ha hecho que AVIA, la empresa surtidora de la gasolinera, emita un comunicado sobre la situación en la gasolinera de La Carlota. En el documento, aclaran que "el único uniforme admitido tanto en la zona de pista como de tienda" es un polo rojo, unos pantalones grises y unas botas. Cualquier otra equipación está "taxativamente prohibida", añade.

La empresa asegura que ha iniciado una investigación para conocer con detalle lo ocurrido y poder tomar las medidas que estén a su alcance. AVIA es una marca que da la imagen a la estación, cediendo al propietario, en este caso a dos socios, la independencia de la contratación del personal. "Sentimos profundamente este incidente, que está afectando injustamente al resto de estaciones abanderadas por la marca AVIA, a sus propietarios y a todos los trabajadores", aseguran en la compañía.

La justicia española ya ha visto varios casos que recuerdan al de esta gasolinera cordobesa. Las enfermeras de los hospitales Pascual denunciaron a la empresa por obligarles a llevar la cofia y falda reglamentaria. La lucha llegó hasta el Supremo, que terminó por darles la razón y consideró que la imposición de la falda y la cofia eran discriminatorios.

Más información