Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE pactan las presidencias de las comisiones de investigación

Dan a Oramas y Quevedo las presidencias, sin acuerdo con Podemos y Ciudadanos

En esta legislatura casi nada es ajeno al conflicto y cada paso teje alianzas diferentes y enfrentamientos cruzados. En este caso, se trataba de constituir las comisiones de investigación sobre la crisis bancaria y la de la financiación ilegal del PP y populares y socialistas acordaron darle la presidencia a Ana Oramas (Coalición Canaria) y a Pedro Quevedo (Nueva Canarias), respectivamente, para excluir a Podemos y Ciudadanos que pretendían situarse al frente y hablaron de “pasteleo”.

Reunión de portavoces por la comisión de la financiación del PP.

La constitución de las comisiones de investigación sobre cajas de ahorros y sobre presunta financiación ilegal del PP ha sido objeto de enfrentamiento entre los partidos, especialmente entre el PP y el PSOE con Podemos y Ciudadanos. Las discrepancias sobre quién debía ocupar las presidencias de ambas comisiones han estado a punto de bloquear su constitución y terminaron con un acuerdo de PP y PSOE frente a todos. Han influido las sospechas de los nuevos partidos sobre el control de los mayoritarios de la comisión y las dudas sobre la trayectoria de diferentes partidos.

Ana Oramas de Coalición Canaria presidirá la de las cajas de ahorros y Pedro Quevedo de Nueva Canarias la de la financiación ilegal del PP, en ambos casos con los votos de PP y PSOE.

Se da la circunstancia de que Quevedo fue elegido sin estar presente, desde Canarias, y sin ser inicialmente miembro de la comisión de investigación. Fue preciso que Jordi Xuclà, del PdeCAT renunciara a su puesto como representante del Grupo Mixto, para ser sustituido por Quevedo. Al inicio de la legislatura se ratificó el pacto tradicional de que sean los minoritarios los que presidan comisiones de investigación. Por ejemplo, hace años Luis Mardones de Coalición Canaria presidió la del caso Roldán y Paulino Rivero de ese partido la del 11-M. Y en esta Mikel Legarda del PNV fue elegido para presidir la que investiga al Ministerio del Interior.

Hace tiempo que el PP quería que Oramas presidiera la de cajas y Jordi Xuclà la de financiación ilegal. Pero Ciudadanos lo vetó por entender que Coalición Canaria ha tenido relación con cajas y, por contra, el partido de Rivera podría presidirla por ser el único sin relación con esas entidades. Tampoco veía conveniente que el PDeCAT que ha tenido escándalos de financiación presidiría la de la caja B del PP.

Habló con Podemos y este partido propuso presidir la de financiación del PP. Ambos partidos proponían encabezar las dos comisiones de investigación. Incluso propuso nombres como Txema Guijarro o Carolina Bescansa, pero PP y PSOE lo vetaron. Xuclà no ocultó su malestar por ser señalado y rechazado. Los socialistas contactaron con Quevedo, que no había acudido al pleno al haberse quedado en Canarias, y le propusieron presidir la de financiación del PP. Él aceptó pero fue necesario elegirle sin estar presente. Este jueves se sucedieron las reuniones entre los cuatro portavoces principales. Solos o en el despacho de Ana Pastor para intentar un acuerdo. Tras varias escenas de vodevil y de reuniones cruzadas no hubo acuerdo y se constituyeron. PP y PSOE eligieron a Oramas y Quevedo, contra los demás. Será también la primera vez que hay tres comisiones de investigación abiertas de forma simultánea, aunque la de Interior está bloqueada por PP y PSOE.

El secretario general del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha acusado al “bipartidismo” de volver “a pastelear para controlar la corrupción que les incomoda",

Los socialistas pretenden que Mariano Rajoy comparezca este mismo mes en la comisión de investigación de la caja B del PP, con presidencia de Quevedo, con quien el Gobierno negocia su decisivo voto a los Presupuestos.

Más información