Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los grupos rechazan las explicaciones de Maza

El fiscal general resta importancia a las discrepancias en Anticorrupción y a las conversaciones de investigados que elogian a Moix

El Fiscal Genetal del Estado, José Manuel Maza.

José Manuel Maza, fiscal general del Estado, ha comparecido este miércoles en la Comisión de Justicia del Congreso para rechazar y descalificar todas las críticas a Manuel Moix, fiscal jefe Anticorrupción, pero sin aclarar ninguna de las polémicas sobre su actuación, según todos los portavoces. Restó importancia a las discrepancias de Moix con la práctica totalidad de sus subordinados y minimizó que varios investigados se felicitaran del beneficio que les reportaría su nombramiento antes de producirse.

Maza ha lamentado especialmente las filtraciones a la prensa de sumarios secretos, con el argumento de que cuando se producen y se abre una investigación nunca se llega a nada. Por eso, ha dicho a los diputados: "Pido que me den herramientas legales para controlar las filtraciones".

Todos los partidos, salvo el PP, han pedido la dimisión de Moix, y ninguno de ellos, salvo los populares, ha dado por buenas las explicaciones de Maza. Y todos han cuestionado su autonomía del Gobierno para defender el interés general, con expresiones como "incompetencia". Algunos como PSOE, Podemos y ERC han pedido la dimisión de Maza, "por respeto a todos los fiscales que diariamente trabajan y por la dignidad de las instituciones".

"Su comparecencia nos ha aclarado muy poco por no decir nada. Si no quiere que este sea el caso Maza debe cesar al señor Moix", le ha reprochado Ignacio Prendes, portavoz de Ciudadanos.

Juan Carlos Campo, portavoz del PSOE, ha recordado que su grupo ha presentado una iniciativa para que se vote próximamente en el pleno la reprobación de Maza y Moix. "Han hecho actuaciones inequívocamente dirigidas a impedir la investigación", ha asegurado.

El fiscal general no ha hecho mención en su intervención inicial siquiera al hecho de que Moix fuera el candidato propuesto por el Gobierno para el cargo. Tampoco que le nombrara a pesar de tener conocimiento reiterado y oficial de que su nombre era mencionado entre Ignacio González, hoy encarcelado, y Eduardo Zaplana como favorable a sus intereses, mucho antes de que fuera propuesto para el cargo.

Tampoco ha explicado por qué optó por él pese a ser el único de los candidatos que no había estado nunca en la Fiscalía Anticorrupción. No mencionó en su texto, leído palabra por palabra, por qué Moix quiso apartar a los fiscales del caso Lezo, ni valoró el enfrentamiento entre el fiscal jefe y prácticamente todos sus subordinados. Tampoco que Moix públicamente negara que pretendiera apartar a los fiscales de Lezo, a pesar de que en un decreto firmado por él constaba su intención.

Solo a las preguntas muy concretas de los portavoces, especialmente Irene Montero, de Podemos, incluyendo la petición de explicaciones sobre las gestiones de la Fiscalía para impedir que los investigados sean alertados y determinar quién les avisó de las escuchas telefónicas dio algún detalle. Por ejemplo, confirmó que conoció por varias vías que Moix era mencionado el conversaciones de Ignacio González y Eduardo Zaplana, pero ha restado importancia a su contenido.

"No me extraña, fue mi conjetura, porque le conoce y ha compartido con él puestos institucionales en la Comunidad de Madrid", ha dicho Maza, en relación a la conversación entre Eduardo Zaplana e Ignacio González contenida en el sumario del caso Lezo.

Es decir, que para él no tiene importancia que investigados hablen de Moix con satisfacción  antes de ser nombrado para el cargo desde el que van a ser investigados. "¿Me hubiera arriesgado a nombrarle?", se ha preguntado antes de pedir "reposo" y asegurar que mantendrá a Moix.

En su opinión, las diferencias en la Fiscalía Anticorrupción son solo "técnicas" y referidas a separar determinados registros del procedimiento general. Explicó que el hecho

"Esta es la parrilla de San Lorenzo que primero te ponen de un lado y luego de otro", ha respondido Maza a las críticas.

Lo que si ha hecho Maza desde el inicio es descalificar las críticas tachándolas de "insidias", "comentarios de tertulias de café". "informaciones infundadas" y "manto de sospecha desde el prejuicio permanente e infundado", entre otras. Para concluir que "no hay un solo dato objetivo al margen de elucubraciones".

La prueba de sus argumentos, según explicó, es que Ignacio González está en prisión y se ha avanzado en sumarios como el del 3% o de la familia Pujol que ha llevado a la cárcel a uno de los hijos del expresidente de la Generalitat. Según Maza, "son hechos tozudos" que demuestran la eficacia de la Fiscalía Anticorrupción". En su opinión, las diferencias de criterio de Moix con la casi totalidad de sus subordinados eran solo "técnicas".

La anterior fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, no fue renovada por el Gobierno por negarse a nombramientos como el de Moix que sí hizo luego Maza.

Más información