Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Equipos de seguridad caducados en las prisiones

El sindicato mayoritario de funcionarios penitenciarios denuncia que los chalecos antiagresión que les facilita Interior han superado su tiempo de vida útil

Instalaciones del nuevo centro penitenciario "Madrid VII", cárcel ubicada en la localidad de Estremera.
Instalaciones del nuevo centro penitenciario "Madrid VII", cárcel ubicada en la localidad de Estremera.

El sindicato mayoritario de funcionarios de prisiones (ACAIP) denuncia que en 29 cárceles españolas los trabajadores utilizan chalecos antiagresiones caducados, es decir, que superan los cinco años de uso recomendados. El mal estado del material de protección que usan los trabajadores ha sido revelado por un estudio realizado por ACAIP en 50 centros penitenciarios de los 70 existentes en España dependientes de Interior. Esta indumentaria ayuda a evitar las agresiones con arma blanca o utensilios punzantes. Sin embargo, el sindicato no tiene una estadística de cuántos ataques de este tipo se dan al año.

ACAIP denuncia que los chalecos de protección que utilizan superan con creces el tiempo estimado de vida útil. La organización calcula que estos utensilios de trabajo tienen una resistencia de cinco a 10 años, antes de que su eficacia empiece a perderse: “ La caducidad, viene determinada por no poder garantizarse el grado de densidad de las fibras de los paneles de protección que los conforman”, detallan en la carta que han dirigido al ministro Juan Ignacio Zoido que, según los representantes de los trabajadores penitenciarios, se envió el pasado 28 de abril. Desde la Secretaría General de Instituciones penitenciarias, afirman que cada año los centros hacen un inventario sobre el material de seguridad necesario, y que este se les repone. ACAIP, por su parte, asegura que no se ha informado a los funcionarios sobre la caducidad de los chalecos y que, por ello, estos no han pedido su renovación. 

En varias fotos facilitadas por el sindicato, se puede ver la fecha de creación de los chalecos así como la de caducidad: “Cinco años en perfectas condiciones de uso”, según una inscripción en la etiqueta de la marca Parafly, SA, que fue la que los suministro en su día. La empresa, por su parte, ha afirmado que no puede hablar de los productos que vende en materia de defensa.

El sindicato ha anunciado una serie de movilizaciones para reivindicar, entre otras cosas, más contratación de personal así como que Penitenciaría vuelva a depender del Ministerio de Justicia. También piden que se retire la seguridad privada de los centros penitenciarios y se sustituya por Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En el escrito, remitido al ministro de Interior, demandan una reunión con el mismo. Sus dirigentes se reunieron el pasado jueves en el Congreso de los Diputados con miembros del PSOE integrantes de la Comisión de Interior para hacerles llegar sus reivindicaciones.

Desde el año 2000, hasta marzo de 2016, se han registrado 3.303 agresiones a estos empleados públicos en las cárceles, 239 de estos episodios violentos han sido calificados de graves o muy graves, según estadísticas de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Más información