Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los conflictos en la fiscalía

El Consejo Fiscal rechaza cesar al jefe anticorrupción

El fiscal general paraliza de momento la decisión de Moix de relevar a los investigadores del caso del 3%

El fiscal anticorrupcion, Manuel Moix.
El fiscal anticorrupcion, Manuel Moix.

El Consejo Fiscal, órgano de representación del ministerio público, ha rechazado este jueves, por mayoría de 9 a 3, pedir al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, que destituya al jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Manuel Moix. El sector progresista del Consejo solicitó la destitución de Moix al entender que está “en cuestión” su “necesaria e imprescindible apariencia de imparcialidad” tras los recientes enfrentamientos con miembros de su fiscalía a raíz del caso Lezo y del caso del 3%. En la reunión, que duró casi cinco horas y fue "tensa en el fondo, pero no en las formas",  la vocal progresista Sofía Puente llegó a pedir al fiscal general Maza que dimita.

En el orden del día de este miércoles, el órgano consultivo debía debatir la petición de amparo de los fiscales José Grinda, Fernando Bermejo y Juan José Rosa tras la denuncia de un empresario imputado en el caso Emperador y a la que Moix dio curso enviándola a la Fiscalía Superior de Cataluña. Además, el Consejo debía estudiar la orden del jefe anticorrupción de retirar del caso del 3% a Grinda y Bermejo, a lo que estos se oponían.

José Manuel Maza ha paralizado de momento la decisión de Moix de relevar a los dos miembros de la carrera que hasta ahora estaban asignados a la instrucción del denominado caso del 3%, en el que se investigan presuntas comisiones ilegales de CDC en Cataluña. Ante el Consejo Fiscal, ha señalado que necesita más información antes de refrendar este cambio, justificado por Moix en la utilidad de que el caso lo asuman fiscales catalanes. Este argumento pierde fuerza ante la posibilidad de que el juez de El Vendrell (Tarragona) que instruye la causa se inhiba en la Audiencia Nacional en fechas próximas. El Consejo Fiscal no llegó a votar esta cuestión.

El PP retrasa la reprobación de Maza y Moix en el Congreso

El PP ha conseguido ganar tiempo en el Congreso en defensa del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, nombrado por el Gobierno, y del fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix, designado por aquel. La formación conservadora ha vetado en la Junta de Portavoces de la Cámara baja que se debata en el pleno del próximo martes la iniciativa del PSOE y de Ciudadanos en la que se pide la reprobación de ambos miembros de la cúpula fiscal.

La iniciativa ya había sido admitida a trámite por la Mesa del Congreso, pero los populares se han agarrado al hecho de que el orden del día no será publicado hasta mañana viernes para impedir que se debata la semana que viene. La maniobra, basada en motivos formales, hará que este debate se retrase a un pleno posterior.

Sin embargo, el Consejo Fiscal celebrado este jueves ha rechazado conceder el amparo solicitad por Grinda, Bermejo y Rosa.

Ambas decisiones fueron comunicadas al término del Consejo Fiscal por los vocales Cristina Dexeus -de la Fiscalía de Barcelona y que ha hablado por cuenta de los fiscales de la mayoritaria y conservadora Asociación de Fiscales (AF)- y Eduardo Esteban, fiscal en la Fiscalía ante el Tribunal Constitucional y uno de los tres vocales que representan a la Unión Progresista de Fiscales (UPF) en este órgano.

El órgano representativo, formado por 12 fiscales y presidido por Maza, se limitó tras la reunión a remitir un comunicado en el que “reconoce la labor de los integrantes de la Fiscalía Anticorrupción, alienta su trabajo y reclama para ellos respeto”. Además, solicita que “se garanticen las mejores condiciones para desarrollar con eficacia” la función de los fiscales. La nota no hace referencia alguna a las peticiones de destitución de Moix ni al apartamiento sorpresivo de los fiscales del 3%.

Los tres vocales del sector progresista -Eduardo Esteban Rincón, Sofía Puente Santiago y Fernando Rodríguez Rey- lanzaron a su vez un comunicado, en el que anunciaban que habían planteado al fiscal general Maza “la conveniencia de remover” al fiscal jefe anticorrupción Moix.

“No podemos permanecer ajenos a lo que ocurre a nuestro alrededor. No podemos ignorar que las conversaciones (telefónicas) que recientemente se han hecho públicas dañan la credibilidad del Fiscal Jefe y ponen en cuestión la necesaria e imprescindible apariencia de imparcialidad que ha de revestir a quien ostenta un cargo de tal responsabilidad”, señala la nota, en referencia a los pinchazos telefónicos del caso Lezo en los que se escucha a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid y principal implicado en la trama, felicitarse del nombramiento de Moix al frente de Anticorrupción, que no se consumó hasta meses después, en marzo de 2017.

Los fiscales progresistas también rechazan la gestión del principio de jerarquía que ha hecho Moix en el caso Lezo, cuando ordenó por escrito al fiscal Carlos Iáñez que no solicitara al juez una serie de registros de empresas. Este hecho provocó una situación insólita: la convocatoria, a petición de Iáñez, de una junta de fiscales anticorrupción al amparo del artículo 27 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

En un comunicado remitido a primera hora de la tarde, la Unión Progresista de Fiscales insistió en su petición de cese del fiscal Moix, quien, afirman, "ha demostrado su falta de idoneidad para dirigir un colectivo profesional como es la Fiscalía contra la Corrupción y el Crimen Organizado". La agrupación progresista reprueba también la intervención del fiscal general. Según ellos, Maza "ha evidenciado no saber gestionar la compleja y delicada coyuntura en la que los acontecimientos le han colocado, revelando asimismo que su inexperiencia y falta de conocimiento de la Carrera Fiscal".

Más información