Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi ultima un acuerdo de 15 años de paz fiscal con el Estado

Las negociaciones para actualizar el Cupo vasco hasta 2021 entran en la fase final

Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno vasco.
Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno vasco.

Los Gobiernos central y vasco han logrado "avances muy importantes" en las negociaciones que mantienen sobre la actualización del Cupo vasco -la cantidad que Euskadi paga al Estado por las competencias no transferidas- que podrían cristalizar en un acuerdo inminente que supondría "15 años de paz fiscal" entre ambas administraciones. El desbloqueo de la cita ley quinquenal es una de las condiciones que el PNV ha planteado al PP en las conversaciones que estas dos formaciones mantienen para apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

El portavoz del Ejecutivo autonómico, Josu Erkoreka, ha afirmado este martes que se han dado "pasos muy importantes" para acordar la liquidación del Cupo, que sigue pendiente desde 2007 y con desavenencias económicas que se elevan a los 1.600 millones de euros. Euskadi considera que desde 2011 ha pagado 1.600 millones de más y que el Cupo debería rondar los 850 millones anuales, aunque el proyecto de presupuestos del Estado para este ejercicio eleva esa cifra hasta los 1.200 millones.

Erkoreka no ha facilitado ningún dato sobre los términos en que podría concretarse el acuerdo sobre el Cupo, aunque ha insistido en que las negociaciones están "a las puertas de una gran noticia económica para Euskadi". El acuerdo permitiría liquidar los cupos correspondientes a los dos últimos quinquenios (2007-2011 y 2012-2016) y también permitiría sentar las bases del próximo lustro (2017-2021). "Esto supondría la paz fiscal durante 15 años", ha sentenciado hoy Erkoreka.

El lehendakari Urkullu ya adelantó la semana pasada que el entendimiento sobre el Cupo iba a ser inminente. Si el acuerdo se cierra en los próximos días, este sería ratificado este mismo mes de mayo por ambos Gobiernos en la comisión bilateral del Concierto Económico en la que están representadas ambas administraciones y las diputaciones forales vascas.

Las discrepancias sobre el Cupo entre el Estado y Euskadi se mantienen desde 2007 y el bloqueo fue total durante la pasada legislatura debido a la incomunicación entre Urkullu y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Sin embargo, el Ejecutivo vasco ha observado "voluntad de acuerdo" y una "flexibilización de la actitud" del Gobierno central durante las últimas semanas. Este giro ha coincidido con el apoyo dado por el PP vasco a los presupuestos del gabinete de Urkullu y con el acercamiento del PNV para favorecer la aprobación de las cuentas del Estado.

"Un acuerdo sobre el Cupo, ha asegurado Erkoreka reviste una "extraordinaria importancia para las finanzas públicas del País Vasco de los 10 años pasados y de los cinco próximos".

Más información