Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez Alaya ataca a Moix: “No se puede utilizar a los fiscales como lacayos”

La magistrada de la Audiencia de Sevilla tilda a la fiscalía de "extensión del gobierno de turno"

La juez Mercedes Alaya, en 2015.
La juez Mercedes Alaya, en 2015.

Mercedes Alaya, juez de la Audiencia de Sevilla y anterior instructora del caso ERE, ha metido leña al fuego del caso Lezo que arde por las trabas del fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix. “No se puede utilizar a los fiscales como lacayos”, ha criticado con dureza. Para la magistrada, los fiscales “no mueven un dedo si no reciben órdenes de Madrid, porque lo he vivido”. “Son la extensión del gobierno de turno”, atacó.

Alaya ha acudido esta semana a un foro en Valencia y ha cargado contra el ministerio público, que según ella tiene dos problemas: la jerarquía y la unidad de actuación. “El Gobierno elige al fiscal general del Estado y este a los de Anticorrupción. El Gobierno está presente en todos los casos de corrupción”, ha matizado.

Alaya reiteró su oposición a ceder a los fiscales la instrucción de las causas penales, como pretende el Gobierno. “Conceder la instrucción a un ministerio fiscal absolutamente politizado dejará al juez como si fuese una figura de piedra. No hay garantías de que nos llegue la realidad de lo que se ha investigado”, censuró.

La juez cargó contra los principales partidos políticos por haber impedido que siguiera con la instrucción del caso ERE, pese a que fue ella misma la que solicitó ascender a la Audiencia de Sevilla. “A mí no se me permitió quedarme donde estaba [en comisión de servicio]. Yo estoy en la Sección Séptima –de la Audiencia- porque no se me permitió quedarme porque el Consejo General del Poder Judicial votó unánime, PP y PSOE, y por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)”, según recogió el diario digital Valencia Plaza.

“Hay un pacto de no agresión entre los grandes partidos para asegurarse la supervivencia”, afirmó. Según la juez, PP y PSOE se pusieron de acuerdo para respetar la máxima “no comentes mis abusos, yo no comento los tuyos”.

Más información