Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Justicia británica autoriza la extradición del etarra Troitiño

El Tribunal Superior de Londres autoriza la extradición a España del etarra convicto Antonio Troitiño, donde se le reclama por presunta reintegración a ETA

Fotografía de archivo del etarra convicto Antonio Troitiño, tomada el 23 de junio de 2014 en Londres.
Fotografía de archivo del etarra convicto Antonio Troitiño, tomada el 23 de junio de 2014 en Londres. EFE

El Tribunal Superior de Londres autorizó este viernes la extradición a España del etarra convicto Antonio Troitiño, donde se le reclama por presunta reintegración a ETA.

Los jueces Ian Burnett y Duncan Ouseley rechazaron una petición de la defensa de prorrogar una orden judicial previa que impedía la entrega del acusado a la espera de que concluyera un juicio paralelo de inmigración que tiene pendiente en el Reino Unido.

Troitiño fue autor, entre otros, de un atentado en 1986 contra un autobús de la Guardia Civil en la plaza de la República Dominicana de Madrid en el que murieron doce agentes y más de medio centenar resultaron heridos.

Troitiño fue detenido en Londres por primera vez en junio de 2012 y un juez británico aprobó su extradición en abril de 2015, que su abogado, Mark Summers, recurrió. En enero de 2013 fue detenido de nuevo en el país donde se refugió en una vivienda que compartía con otro etarra, José Antonio Lerín. En el registro del domicilio la policía británica se incautó de seis DNI españoles, dos permisos de conducir y dos tarjetas sanitarias europeas, todos ellos falsos y supuestamente proporcionados por el aparato logístico de ETA.

Las autoridades españolas habían intentado en repetidas ocasiones convencer a las autoridades británicas para que le entregasen al histórico etarra, condenado en España por 22 asesinatos.

A finales de 2016 Troitiño fue detenido de nuevo en Londres y Sortu, a través del portavoz Arkaitz Rodríguez, denunció "firmemente" la detención y el encarcelamiento porque "ya cumplió su condena" y, a su juicio, "está siendo víctima, al igual que decenas de presos políticos vascos, de la política de venganza del Estado español".

Más información