Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fidelidad del votante de Le Pen y otras cinco claves para las elecciones francesas

Macron es el favorito en los sondeos, pero el 30% de sus partidarios está indeciso

Este domingo se celebra la primera vuelta de las elecciones francesas. De esa votación saldrán los dos candidatos que en quince días se disputarán la presidencia de Francia. Estas son las claves que nos dejan los sondeos electorales.

1. Es una elección abierta y cuatro candidatos tienen opciones reales. Los favoritos para estar en la segunda vuelta son el centrista Emmanuel Macron y la derechista Marine Le Pen, pero hay otros dos aspirantes: François Fillon y Jean-Luc Mélenchon. Están tres puntos por detrás en los sondeos y no sería una sorpresa verlos en la segunda vuelta. 

La fidelidad del votante de Le Pen y otras cinco claves para las elecciones francesas

2. Hay muchos indecisos y eso es una mala noticia para Macron. Un 26% de los votantes dice que su decisión no es definitiva, según Ifop (pdf). Los más indecisos son los partidarios del socialista Benoît Hamon: un 26% aún tiene dudas y son una de las grandes incógnitas del domingo. Si al final votan por Mélenchon, podrían catapultarlo. Los más decididos son los votantes de Marine Le Pen: el 85% no duda. Eso solidifica el suelo de la candidata de ultraderecha. 

3. Hay alicientes para votar útil en la primera rondaEl sistema de elección francés evita en general esa lógica: uno puede elegir a su candidato preferido en la primera vuelta, y luego escoger el menos malo en la segunda. Pero la posibilidad de que Le Pen —rechazada por muchos votantes— esté en la segunda votación ha hecho que muchos votantes se coordinen. Eso explicaría la caída de Hamon en favor de Mélenchon. Una lógica parecida puede hacer que votantes de Dupont se planteen al final escoger otro candidato de los cuatro primeros. De nuevo es un motivo de incertidumbre: no sabemos cuánta gente tomará estas decisiones ni en qué sentido lo harán. 

La tabla muestra las segundas opciones de los simpatizantes de cada candidato y ofrece algunas pistas sobre los votos que todavía podrían cambiar.

La fidelidad del votante de Le Pen y otras cinco claves para las elecciones francesas

4. Casi todas las encuestas en Francia se han hecho online. Los sondeos por internet se han demostrado fiables en países donde son habituales, como Estados Unidos o Reino Unido. También en Francia se han usado, al menos desde las presidenciales de 2012 y en comicios después. Aún así, que no haya variedad es un handicap: sería mejor tener métodos diferentes y que apuntasen resultados similares. Uno de los pocos sondeos telefónicos en Francia se hizo hace un mes y fue llamativo: es el único que ha dado a Mélenchon segundo.

5. Los votantes de Le Pen y Mélenchon. La candidata del Frente Nacional es, según Ifop, la más popular entre los obreros (le votarían un 43%, el doble que a Mélenchon o Macron); entre los jóvenes (30% en la franja 25-34 años); entre las personas con menos estudios (33%); y en las regiones rurales (26%). En cambio Le Pen tiene menos éxito entre los universitarios (7%), los estudiantes (9%), en Paris (9%) y entre los mayores de 64 años (14%).

Mélenchon también tiene un electorado con singularidades. El candidato de izquierda alternativa es el más exitosos entre los jóvenes (23% de voto entre los menores de 35 años), los estudiantes (29%) y los empleados públicos (28%). Pero tiene menos éxito entre las personas sin estudios de bachillerato (16%) y muy poco con los jubilados (11%).

6. Cuidado con los sondeos de la segunda vuelta. De momento las encuestas publicadas sobre posibles duelos en la segunda votación son claras: Macron ganaría contra cualquier rival y Le Pen perdería también contra Fillon o Mélenchon. No obstante, es arriesgado hacer pronósticos definitivos con esos datos. Se pregunta a los entrevistados por escenarios hipotéticos, sobre los que todavía no se ha discutido ni reflexionado. Por ejemplo, el duelo entre Mélenchon y Fillon lo ganaría el primero según los sondeos. Pero las preferencias de los votantes difícilmente pueden considerarse definitivas porque es un escenario que hasta hace unos días ni se barajaba.

Nota. Este domingo publicaré aquí en El País los resultados de un modelo estadístico de la primera vuelta. El modelo utiliza las encuestas y su precisión histórica para estimar la probabilidad que tiene cada candidato de estar en la segunda vuelta.

Más información