Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hermano de Ignacio Gónzalez se reunió con el ‘número dos’ de Interior tras saber que era investigado

El secretario de Estado admite que mantuvo un encuentro con Pablo González en su despacho el mes pasado, pero niega que hablaran de la Operación Lezo

Pablo González, hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid.

El auto del juez Eloy Velasco por el que envió este viernes a prisión a Ignacio González y otras cuatro personas, destaca la existencia de una reciente reunión entre el actual secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y Pablo González, hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid y también encarcelado por su presunta implicación en la Operación Lezo. El escrito judicial detalla que el encuentro se produjo un día después de que Ignacio y Pablo González mantuvieran una reunión en la que hablaron de la existencia de una investigación abierta que les afectaba y sobre quién era el número 2 de Juan Ignacio Zoido en el Ministerio del Interior.

La alusión a dicho encuentro figura en el apartado del auto dedicado a las supuestas actividades irregulares de Pablo González, directivo de Mercasa, la empresa pública que gestiona los mercados centrales de España. Tras su detención, González fue destituido de su cargo de director de Estrategia y Operaciones por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

El magistrado especifica en el auto que "recientemente", aunque sin concretar fecha, este y el expresidente de Madrid tuvieron un encuentro en la que "hablaron de una posible investigación policial a su hermano Ignacio" y sobre "quién ocupaba actualmente el cargo de Secretario de Estado de Seguridad". El juez Velasco destaca que "al día siguiente" Pablo González se reunió "con un secretario de Estado", sin dar más detalles.

José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad, en una comparecencia en el Congreso el pasado 7 de marzo.
José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad, en una comparecencia en el Congreso el pasado 7 de marzo.

Fuentes cercanas a José Antonio Nieto reconocen a EL PAÍS que dicho encuentro se celebró en la sede del Ministerio del Interior el pasado 8 de marzo, a petición del hermano del expresidente madrileño aunque niegan que en el mismo se abordara el tema de la investigación ya abierta entonces sobre Ignacio González. Nieto conoce al hermano del expresidente madrileño, según las fuentes consultadas, de su etapa como alcalde de Córdoba. Pablo González era directivo en Mercasa y figura aún en el registro como consejero de Mercacórdoba, la empresa de mercados centrales de abastecimiento de Córdoba.

Estas mismas fuentes destacan que la reunión "no duró más de 15 minutos" y que la misma tuvo un carácter eminentemente "protocolario".

El entorno del número 2 de Interior destaca que "no hubo ni una sola referencia a Ignacio González ni a ningún tipo de investigación". De hecho, recalcan que entonces José Antonio Nieto no tenía conocimiento de la existencia de la Operación Lezo, de la que se enteró cuando se produjeron las detenciones del pasado miércoles. Estas mismas fuentes limitan la conversación al intercambio de información sobre un supuesto plan de construcción de nuevos centros de Mercasa "cuyas medidas de seguridad [Pablo González] quería coordinar con los técnicos de la Secretaría de Estado de Seguridad".

No es la primera vez que un alto cargo de Interior por el PP recibe en su despacho a un miembro destacado de su partido acuciado por problemas judiciales. A finales de julio de 2015 el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, recibió en su despacho a Rodrigo Rato. En esos días estaba pendiente la decisión de si Rato iba a ser investigado por un juzgado de instrucción ordinario o por la Audiencia Nacional.

Los contactos del número dos de Interior con el hermano del principal investigado en la Operación Lezo, pese a no versar, según el entorno de Nieto, sobre detalles del caso de corrupción, se suman a una serie de movimientos que supuestamente permitieron a Ignacio González estar al corriente de que estaba siendo objeto de pesquisa.

Una magistrada "amiga de la casa"

En uno de los pinchazos telefónicos ordenados por el juez Velasco se escucha a Ignacio González explicarle al exministro del PP Eduardo Zaplana que el presidente de La Razón, Mauricio Casals, le había contado que una “magistrada amiga de la casa” [del periódico]” le había “llamado” para informarle de que la Guardia Civil les estaba grabando. El magistrado, que tomó declaración el pasado jueves a Casals y le preguntó por este extremo, no ha logrado establecer, al menos de momento, la realidad de esta afirmación y la identidad de esta magistrada.

Según le relató Ignacio González a Zaplana en noviembre de 2016, Casals le dijo: “Edmundo [Rodríguez Sobrino, consejero de La Razón y ahora en prisión] está acojonao, me ha dicho que le están grabando o no sé qué (...). Es que tenemos una amiga de la casa que es magistrada, que ha 'llamao' para decir 'oye, cuidao que han grabao una conversación de Edmundo muy extraña'”, según informó El Español.

En esa misma conversación recogida en el sumario, según ha contado Abc, se ponen de relieve las supuestas maniobras políticas de González para colocar en órganos clave de la Fiscalía a personas afines, o que al menos pensaba que lo eran y que le iban a resultar más cómodas. González le cuenta a Zaplana que en el pasado intentó colocar a Manuel Moix, ex fiscal superior de Madrid, al frente de Anticorrupción, pero que en ese momento no fue posible al faltarle algún requisito. González califica de “cojonuda” la designación de Moix, que acabaría produciéndose el pasado marzo, porque este fiscal, es un “tío serio y bueno”.

El PSOE pide la comparecencia "urgente" de Nieto

El Grupo socialista ha anunciadoo que pedirá la comparecencia "urgente" en el Congreso del secretario de Estado de Interior, José Antonio Nieto, tras las "gravísimas novedades" conocidas en el auto del juez Velasco por la operación Lezo. Reclaman sus explicaciones además de las solicitadas a los ministros de Interior, Juan Igancio Zoido, y Justicia, Rafael Catalá. Las novedades "no hacen más que aumentar la alarma social que ha provocado este caso que ha llevado a prisión sin fianza por corrupción al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González". indica el PSOE en una nota.

Ante estas últimas novedades, el PSOE solicitará el lunes por escrito que las comparecencias de los dos ministros se produzcan con carácter urgente y registrará también la solicitud de comparecencia inmediata del secretario de Estado de Interior para que explique su reunión en la sede del ministerio con una persona que estaba siendo investigada por la justicia y las fuerzas de seguridad del Estado. Un encuentro "calcado", recuerdan los socialistas, al que mantuvo en su día el exministro Jorge Fernández Díaz con Rodrigo Rato, que también estaba siendo investigado.