Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y México descartan retirar a sus embajadores en Caracas

Dastis y Videgaray expresan su preocupación por la escalada de violencia en Venezuela

Los ministros de Exteriores de España, Alfonso Dastis, a la derecha, y  México, Luis Videgaray, durante su rueda de prensa en Madrid.rn Ampliar foto
Los ministros de Exteriores de España, Alfonso Dastis, a la derecha, y México, Luis Videgaray, durante su rueda de prensa en Madrid. EFE

España y México no se plantean, al menos por ahora, llamar a consultas a sus embajadores en Venezuela ante la escalada de violencia en el país caribeño, que en los últimos días ha dejado un saldo de ocho muertos en manifestaciones contra el régimen de Maduro. Así lo han dejado claro este jueves el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y su homólogo mexicano, Luis Videgaray, que han comparecido en rueda de prensa en Madrid al término de la XII Comisión Binacional, que ha repasado las relaciones bilaterales.

Dastis se ha mostrado contrario a adoptar “medidas que contribuyan a un acrecentamiento de la tensión” y ha subrayado que, en las actuales circunstancias, la presencia del embajador en Caracas es más necesaria que nunca para seguir la evolución de los acontecimientos y analizar “día a día” cuáles son los pasos más aconsejables a dar. Videgaray, por su parte, ha defendido la utilidad de su embajador en Venezuela para proteger a los mexicanos residentes en el país y mantener un “vínculo diplomático” con el régimen de Nicolás Maduro.

Los dos cancilleres han mostrado su “preocupación” por la situación en Venezuela y han hecho un llamamiento al Gobierno y a la oposición para evitar la violencia y las provocaciones, al tiempo que han apostado por lograr a corto plazo “un acuerdo político fruto de un diálogo entre venezolanos”. Videgaray ha subrayado que la prioridad pasa por “prevenir” nuevos actos de violencia y “lograr una solución política” que debe incluir la celebración de elecciones, el restablecimiento de las competencias de la Asamblea Nacional y la liberación de los presos políticos. Todo ello, ha advertido, por vía pacífica pues, “antes que ningún otro objetivo, debe prevalecer la protección a la vida humana y a la paz”.

El presidente del partido español Ciudadanos, Albert Rivera, ha acusado este miércoles a Dastis de “ponerse un poco de canto” ante la represión de las protestas en Venezuela y le ha pedido que “sea firme en la defensa de los derechos humanos, igual que lo están siendo Argentina, Perú o Costa Rica”, y llame a consultas al embajador español en Caracas.

Dastis y Videgaray han encabezado las delegaciones de ambos gobiernos que, durante dos jornadas, han debatido sobre asuntos políticos, económico-financieros, jurídico-consulares y de Interior, cooperación ciéntifico-técnica y educativo-cultural y de Defensa. El canciller mexicano, que fue recibido por el rey Felipe VI y el presidente Mariano Rajoy, viajó a Madrid acompañado por la secretaria de Cultura, Cristina Cepeda, y el de Trabajo, Alfonso Navarrete. Videgaray recibió de manos de la alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, las llaves de la futura Casa de México en España, mientras que Dastis firmó la cesión de la casa de Luis Buñuel en Ciudad de México, futura sede de la Academia del Cine mexicana e iberoamericana. La celebración de la Comisión Binacional, la décimosegunda desde 1977, ha coincidido con el 40 aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.