Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pacma paraliza dos batidas de caza a animales abandonados

Los sacrificios de perros iban a desarrollarse en Leciñena (Zaragoza) y Tórtola de Henares (Guadalajara)

Perros de la protectora de animales Alba en Camarma de Esteruelas (Madrid).
Perros de la protectora de animales Alba en Camarma de Esteruelas (Madrid).

El partido animalista Pacma ha paralizado dos batidas de caza a animales abandonados en los municipios de Leciñena (Zaragoza) y Tórtola de Henares (Guadalajara). Se trataba de perros que iban a ser sacrificados a tiros por los cazadores. Laura Duarte, portavoz del partido, sostiene que esta es una situación "bastante habitual" en muchas provincias y que llevan años denunciando estos sucesos. "Hace poco también impedimos una acción similar en la isla de Tenerife. Los Ayuntamientos suelen alegar que son animales asilvestrados, pero la realidad es que son perros domésticos abandonados", añade. 

En el primero de los casos, según informan los animalistas, Pacma recibió el aviso de una publicación en Leciñena a través de un bando municipal que autorizaba a la sociedad de cazadores a abatir a tiros a cualquier perro abandonado que se encontrara en el término municipal. "En este caso, el Ayuntamiento alegaba que estos animales habían atacado pequeñas explotaciones ganaderas, pero matarlos a tiros no es la forma adecuada de atajar ningún problema", afirma Duarte. 

El equipo de Pacma Zaragoza se desplazó a Leciñena para reunirse con su alcalde, alertarle de que se estaba vulnerando la Ley de Protección Animal de Aragón y "proponerle una vía alternativa para resolver la situación", según detallan desde el colectivo. Finalmente, las negociaciones entre ambas partes se cerraron con éxito y hace una semana el Consistorio paralizaba la anterior autorización con un nuevo bando municipal. "Los Ayuntamientos tienen obligación de hacerse cargo de estos animales, pero nosotros siempre les proponemos una solución que sea ética, como las jaulas trampa para localizarlos. El sacrificio tiene que realizarse de manera regulada", explica la portavoz. 

En el segundo caso, tras las acciones llevadas a cabo por el partido animalista, la dirección provincial de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha prohibió que se desarrollase una batida de perros y gatos "supuestamente abandonados", según indican los animalistas, en un coto privado de caza. 

Una vez que la batida fue denegada, Pacma, ante las sospechas de la desaparición de estos animales, presentó una denuncia a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, que ha abierto un expediente sancionador contra el Club Deportivo Básico de Tórtola de Henares. De este modo, según detallan los animalistas, se aseguran de que se realicen las investigaciones pertinentes para determinar lo ocurrido con los animales. 

Más información