Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Reino Unido buscan nuevas fechas para la visita de los Reyes

La disolución del Parlamento británico frustra el previsto discurso de Felipe VI en Westminster

El Rey durante la apertura del Foro Mundial Sobre las Violencias Urbanas.
El Rey durante la apertura del Foro Mundial Sobre las Violencias Urbanas. AFP

Los gobiernos español y británico han iniciado ya contactos en busca de nuevas fechas para la visita que los Reyes planeaban efectuar al Reino Unido entre los próximos 6 y 8 de junio, invitados por la reina Isabel II. La decisión de la primera ministra británica, Theresa May, de convocar elecciones anticipadas para el 8 de junio desaconseja, según fuentes diplomáticas, el mantenimiento del viaje.

El ambiente electoral que se vivirá en esas fechas en el Reino Unido no es el más adecuado para una visita de Estado de esas características, la primera de los Reyes de España a las islas británicas desde hace 30 años, razonan las fuentes consultadas. Pero, además, imposibilita llevar a cabo, con el legislativo disuelto, el que iba a ser el acto más relevante del programa: el discurso de Felipe VI ante el Parlamento de Westminster. Se pretendía repetir el acto que su padre, Juan Carlos I, protagonizó en 1986, cuando se convirtió en el primer soberano extranjero en dirigirse a los lores y los comunes, reunidos en sesión conjunta.

El anticipo de las elecciones británicas, que cogió por sorpresa al Gobierno español, deja por segunda vez en el alero una visita que ya tuvo que suspenderse en marzo del año pasado, en aquella ocasión por el bloqueo institucional en España. Los largos preparativos que conllevan este tipo de visitas y la apretada agenda de las dos Casas Reales hace especialmente complicada la búsqueda de nuevas fechas. En todo caso, ambos gobiernos han mostrado interés en que pueda llevarse a cabo la antes posible, especialmente en un momento en que el arranque de las negociaciones sobre el Brexit arroja una sombra de incertidumbre sobre las futuras relaciones del Reino Unido con la UE.

Preguntado por cómo afectaba la disolución del Parlamento británico a la visita de Estado, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, que debería acompañar a los Reyes en su viaje, ha reaccionado este miércoles con cautela. “Vamos a esperar a ver si hay elecciones, primero hay que votar”, ha dicho, aludiendo a la necesidad de que las elecciones anticipadas fueran aprobadas por el Parlamento británico. Pocas horas después, este le daba luz verde por 522 votos contra 13.