Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez: “El PSOE se juega en las primarias ser primera o tercera fuerza política del país”

El candidato a liderar a los socialistas acusa a Susana Díaz de "desdibujar" al partido por permitir que gobierne el PP

Pedro Sánchez, este lunes, en la presentación del último libro del hispanista Ian Gibson.

El exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez quiere volver a ostentar el mismo cargo para “devolver la identidad” de su partido en la izquierda. No se trata de “un giro” hacia esa posición, sino “volver a ser el partido de la izquierda de este país”. Así lo ha dicho esta noche en una entrevista en Telecinco en la que ha asegurado que si gana reconstruirá “la unidad entre dirigentes y militantes y entre los votantes y el PSOE”.

La abstención del PSOE, aprobada en un comité federal, para que Mariano Rajoy gobernara y no se repitieran las elecciones fue la crítica más reiterada por Sánchez que, además, no es premiada por los ciudadanos ya que “todas las encuestas” colocan a los socialistas dos puntos y medio por debajo del resultado que obtuvieron en las últimas elecciones. “El PSOE se juega en estas primarias ser primera o tercera fuerza de este país”, ha pronosticado. Este es el discurso que Sánchez reitera ante los militantes, ya que sitúa a la candidatura de Susana Díaz como aquella que “ha desdibujado” al PSOE al haber permitido que gobierne el PP. “Estoy defendiendo que el PSOE se refunde, renazca y sea la alternativa al PP”. Nada de acercamiento a Podemos, a quien criticó por ser el causante de que el PSOE no gobierne. “Nunca existieron acuerdos con Podemos y los independentistas y tanto ERC como el PdC votaron en contra de mi investidura al negarme al derecho de autodeterminación”, ha asegurado.

El exlíder del PSOE tachó de “grabaciones obscenas” las declaraciones del secretario general del grupo socialista Miguel Ángel Heredia, en las que en una reunión a puerta cerrada aseguró que el líder de CCOO Ignacio Fernández Toxo le había dicho que Sánchez tenía un pacto con el partido de Iglesias y los independentistas. El líder sindical negó muy enojado que algo así hubiera sucedido.

Tanto si gana como si pierde pedirá y ofrecerá lealtad. “Yo sé lo que es estar cuestionado todos los días”, señaló Sánchez como síntesis de su mandato al frente del PSOE que culminó con su dimisión en el comité federal del 1 de octubre tras votar este órgano de dirección en contra de su propuesta de hacer un congreso extraordinario. A ese hecho Sánchez lo llama “derrocamiento”.

Ha reconocido que no habla con Susana Díaz, aunque se manifestó a favor de integrar “al día siguiente” a todos los militantes del PSOE y aseguró que no le guía “la ira” aunque sí reconoció haber "sufrido a nivel personal” los abandonos de personas que han vivido con él sus padecimientos. El exlíder socialista defendió a Felipe González ante los ataques de Podemos, que le sitúan como parte “de la trama” económica de este país. “Me repugna que Podemos vincule a Felipe González y cuestione su honorabilidad porque nada tiene que ver con esas tramas”, concluyó.

Más información