Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos fleta un autobús con las caras de políticos, periodistas y empresarios

A los socialistas les "repugna" que Podemos coloque a Felipe González con corruptos como Bárcenas y el PP considera el autobús "impresentable y profundamente antidemocrático"

Podemos puso a circular este lunes en Madrid un autobús azul decorado con retratos de políticos, empresarios y periodistas. Pretendían denunciar lo que esta formación política llama la trama, y recibieron de inmediato duras críticas del PSOE, del PP y de Ciudadanos, con calificativos como “repugnante”, “impresentable” y “antidemocrático”. A bordo del vehículo —bautizado como Tramabús— iban Pablo Iglesias y la portavoz parlamentaria del partido, Irene Montero. Su recorrido incluyó la sede nacional del PP y las de importantes bancos y empresas.

El Tramabús de Podemos, en su presentación en Madrid.

La campaña de Podemos guarda muchas semejanzas con la emprendida por la organización ultrarreligiosa HazteOir, que provocó una polémica nacional con un autobús decorado con mensajes contrarios a los menores transgénero. En esa ocasión, sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid no tardó en echar mano de las ordenanzas municipales para prohibir la circulación del vehículo. En el caso del autobús de Podemos, sin embargo, se le ha dejado circular, con el argumento de que no infringe la normativa municipal, al no vender productos ni tener un fin lucrativo.

Desde el consistorio se recalcó que la campaña de HazteOir incluía la venta de un libro, aunque en realidad los organizadores lo ofrecían gratuitamente. Junto al lema “La trama corrupta se mantiene en el poder recortando nuestros derechos y saqueando nuestro país”, el autobús de Podemos mezcla los rostros de investigados o condenados por corrupción, como el extesorero del PP, Luis Bárcenas, o el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, junto a los del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los expresidentes Felipe González y José María Aznar, o conocidos empresarios y periodistas.

La campaña cosechó críticas inmediatas. Socialistas como el ex secretario general Pedro Sánchez y el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, dijeron que les “repugna” que Podemos coloque a Felipe González junto a corruptos como Bárcenas. El portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, consideró “impresentable y profundamente antidemocrático” el autobús. Podemos, dijo, “se arroga las funciones que tienen la administración de justicia y la policía para investigar, procesar y juzgar a cualquier persona”. Miguel Gutiérrez, de Ciudadanos, calificó todo de mera estrategia electoral y señaló que el sueldo que cobran los diputados de Iglesias es para trabajar en el Congreso y "no dar vueltas en un autobús por Madrid".

Podemos fleta un autobús con las caras de políticos, periodistas y empresarios

Más información