Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspenden a los dos catedráticos acusados de vender un falso medicamento contra el cáncer

La empresa que distribuye la sustancia afirma que “jamás” ha comercializado el producto en fase de investigación

Agentes de la Policía Nacional durante un registro en una foro de archivo.

La Universidad de las Islas Baleares ha suspendido temporalmente a los dos catedráticos detenidos por la Policía Nacional acusados de comercializar un falso medicamento contra el cáncer bajo el nombre de Minerval. Los dos profesores fueron detenidos junto a otras tres personas y están acusados de comercializar la sustancia mediante la empresa Lipopharma y de disfrazar su venta como una donación voluntaria de los familiares de los enfermos a una fundación que habían creado. Uno de los profesores tenía funciones docentes este curso mientras que el otro se dedicaba a la investigación, actividad que ambos desempeñaban en dependencias de la universidad pública.

Según informó la Policía Nacional, el supuesto fraude podría superar los 600.000 euros, con ejemplos como el de uno de los familiares de enfermos llegó a pagar 25.000 euros con intención de ayudar a la curación de su hija. Los hechos fueron llevados a la fiscalía por la propia universidad, que remitió al Ministerio Público una denuncia formulada por la jefa del servicio de Oncología del hospital de referencia de Son Espases, que fue alertada por un allegado de que le habían ofrecido un supuesto medicamento para curar el cáncer a cambio de dinero. El juez que se ha hecho cargo de la investigación ha citado a la denunciante para el próximo cuatro de mayo, para citar posteriormente a los cinco detenidos.

La empresa Lipopharma, acusada por la policía de vender Minerval, ha emitido un comunicado asegurando que “jamás” han comercializado ningún producto de los que tiene en fase de investigación y nunca se ha administrado esta sustancia a ningún paciente fuera de los estudios clínicos realizados “en hospitales de reconocido prestigio”. Según se indica en el comunicado, la empresa se dedica a la investigación de las posibles aplicaciones en el ámbito de la salud de “diversas invenciones” realizadas por científicos de la universidad y protegidos por varias patentes sobre las que tienen los derechos de explotación exclusivos.

En su página web, la empresa detalla que existe un estudio clínico sobre Minerval realizado en pacientes oncológicos que ha demostrado "un perfil excelente de seguridad" del producto y confirma, según señalan, una "actividad clínica beneficiosa en hasta nueve pacientes con tumores sólidos recurrentes que ya no respondían a las terapias de referencia". Precisamente, los resultados de este estudio clínico se han presentado en eventos de investigación oncológica celebrados en numerosas partes del mundo, según dicen desde Lipopharma, donde indican que tras el primer ensayo clínico están preparando otros estudios adicionales para poder conseguir "una autorización regulatoria para el uso del producto en el tratamiento de pacientes con glioblastoma -tumor cerebral- y otros tipos de cáncer".

Más información