Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Militante de una pieza

Nos queda el consuelo de lo que hizo por todos y de lo que representó para los socialistas

Carme Chacon
Carmen Chacon en el 38 congreso federal del PSOE celebrado en Sevilla en 2012.

La muerte de Carme Chacón rompe una tranquila tarde de domingo. Esperaba verla en Madrid con motivo de la presentación de mi libro. ¡Quién iba a pensar en esto! Muchos conocíamos su cardiopatía, que no hacía sino aumentar nuestra admiración hacia una mujer joven, militante de una pieza y valiente. Estuvo en todos los combates. La recordamos como concejal en Esplugues, como ministra de Vivienda, como la primera ministra de Defensa, pasando revista a las tropas embarazada de su hijo Miquel. La vimos combatir noblemente a la secretaría general del PSOE, siempre comprometida en la renovación socialista y siempre sintiéndose parte de un proyecto colectivo.

A menudo sucede que somos más conscientes de la estatura política de nuestros dirigentes cuando nos faltan. Nos pasará con Carme. Su sonrisa, su palabra, la fuerza de sus convicciones y su profundo sentido de pertenencia al Partido Socialista la hacen acreedora de nuestro afecto y admiración. Hoy, en este día triste, nos queda el consuelo de lo que hizo por todos y de lo que representó para los socialistas. Queremos que los suyos nos sientan cerca, que su familia y amigos sepan que son también nuestra familia y nuestros amigos. Pues nada une más que el recuerdo emocionado a una gran mujer de corazón frágil con enormes ideales.

Miquel Iceta es primer secretario del PSC.

Más información