Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu niega “cualquier épica” al desarme de ETA

El lehendakari afirma que este paso de la banda certifica "que ninguna víctima de ETA debió producirse nunca"

Urkullu, el pasado día 20 en el Parlamento de Vitoria.
Urkullu, el pasado día 20 en el Parlamento de Vitoria. EL PAÍS

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha quitado cualquier épica al desarme de ETA escenificado este sábado en Francia. "El desarme está exento de cualquier épica y certifica que ninguna víctima de ETA debió producirse nunca", ha asegurado el jefe del Gobierno vasco en una declaración institucional en San Sebastián junto al presidente de la Comisión Internacional de Verificación, Ram Manikkalingam. Urkullu ha insistido en que hoy se ha dado un "paso muy importante", "con un valor histórico", en el que las armas de la banda "han pasado del territorio de la clandestinidad al de la legalidad".

Urkullu ha comparecido apenas un par de horas después de que la organización terrorista ETA haya dado información sobre la localización de ocho depósitos con armamento, según fuentes de la lucha antiterrorista. En esos zulos hay 118 pistolas, rifles y armas automáticas, 2.875 kilos de explosivos y 25.700 elementos de detonación y munición.

"Todas las víctimas son partícipes de este logro de la sociedad, las instituciones, la política y los derechos humanos", ha dicho Urkullu durante la declaración, leída en euskera y castellano. El lehendakari ha subrayado que durante este proceso ha estado en comunicación con los Gobiernos español y francés, y ha destacado que ha sido necesario "ejercer con discreción para conseguir una confluencia" de pasos para llegar "a la confirmación del desarme legal".

El lehendakari ha dado las gracias por "la altura de miras" mostrada por los Gobiernos "afectados de una u otra manera" en este proceso. "El camino prosigue, nada empieza ni termina hoy. Continuamos trabajando por una convivencia normalizada (...) El compromiso ético continúa", ha dicho.

Poco antes, en la inauguración de la línea 3 de Metro Bilbao, Urkullu ha recordado el sufrimiento" padecido por las personas que padecieron en el País Vasco la violencia de "quienes utilizaron el nombre de Euskadi", así como en distintas ciudades europeas por parte de "quienes utilizan el nombre en vano de una religión, una ideología o un fundamentalismo". "Bien merecen este día un minuto de silencio", ha señalado.

Declaración íntegra del lehendakari

Policías franceses recogen algunas de las armas señaladas por ETA
Policías franceses recogen algunas de las armas señaladas por ETA AP

Esta es la declaración leída este sábado por Iñigo Urkullu:

"El hecho fundamental que hoy constatamos con el desarme de ETA es que las armas han pasado del territorio de la clandestinidad al territorio de la legalidad.

El desarme de ETA está exento de cualquier épica; pero tiene un significado ético central: certifica definitivamente que ni una sola de las víctimas provocadas por ETA debió producirse nunca, nunca.

Por esta razón ética, todas y cada una de las víctimas son hoy sujetos y partícipes principales de este logro democrático de la sociedad, sus instituciones, la política y los derechos humanos.

A lo largo de las últimas semanas, el Gobierno Vasco ha trabajado para que el desarme fuera viable, tuviera un carácter legal, unilateral, completo y sin contrapartidas, y llegase bien a buen puerto.

Ha estado en relación y comunicación con el Gobierno español, con las autoridades francesas, con el Gobierno de Navarra y con la Mancomunidad de Iparralde.

Ha mantenido coordinación con el Parlamento Vasco, con grupos políticos y agentes sociales, y con la Comisión Internacional de Verificación.

Ha sido necesario tejer con discreción una confluencia entre instituciones y agentes políticos y sociales que respondiese al valor histórico que este logro representa para nuestra sociedad.

Quiero destacar y agradecer la altura de miras y colaboración que hemos encontrado en los gobiernos, instituciones y fuerzas políticas afectadas de una u otra manera en la gestión de este momento.

Agradezco también los buenos oficios de la Comisión Internacional de Verificación en la canalización del desarme final de ETA, que ahora deberá ser corroborado por las autoridades judiciales francesas.

La confirmación del desarme legal, definitivo y sin contrapartidas es un paso fundamental en el proceso de final ordenado de la violencia y de desaparición de ETA.

El camino prosigue. Nada empieza, ni termina hoy. Seguimos trabajando por una convivencia normalizada, ahora en un escenario mejor.

El Gobierno Vasco dará continuidad al trabajo en favor de la paz de tantas personas, entidades e instituciones durante tantos años, mediante el nuevo Plan de Convivencia y Derechos Humanos.

Tenemos un proyecto de futuro y de esperanza con un objetivo central, el Encuentro Social, la aspiración de una convivencia normalizada. El compromiso ético continúa".

Más información