Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia celebra una “etapa decisiva hacia el fin” del terrorismo de ETA

El Gobierno francés confirma el hallazgo de casi 3,5 toneladas de armas y explosivos

El ministro francés del Interior, Matthias Fekl
El ministro francés del Interior, Matthias Fekl AFP

La rápida acción policial tras la entrega en Bayona de la lista con la localización de ocho arsenales de ETA ha permitido este sábado el hallazgo de casi 3,5 toneladas de armas y material explosivo, ha informado el Gobierno francés. Un logro que ha llevado al primer ministro, Bernard Cazeneuve, a calificar este día como “una etapa decisiva hacia el fin del terrorismo independentista vasco”. Horas antes, el ministro del Interior, Matthias Fekl, también saludó la entrega de la lista de zulos como un “gran paso”.

No se trata de una celebración completa, advierte París. Todavía queda comprobar si el material hallado es todo del que disponía la organización terrorista y si, por tanto, “se puede determinar que el desarme es efectivamente total”. Y habrá que ver si las armas y explosivos localizados arrojan luz sobre investigaciones todavía abiertas, para lo cual Francia se ha comprometido a continuar su “estrecha colaboración” con las autoridades españolas.

“El éxito de la lucha contra esta organización subraya la contribución esencial de la cooperación internacional”, ha abundado el primer ministro galo. Solo gracias a los “lazos excepcionales” entre las fuerzas policiales francesas y españolas, así como los de la justicia a ambos lados de los Pirineos se ha podido llegar a este día, asegura.

Pero la esperanza de que este 8 de abril suponga el fin de medio siglo de violencia está allí, ha reconocido Cazeneuve.

“Manifiesto la esperanza de que (este día) marque el fin de cinco decenios de violencia y le permita a cada uno, dentro del respeto a la memoria y a la voluntad de progreso, abrir una era de paz duradera de la que el País Vasco no debería haberse visto privado jamás”, ha dicho en una declaración en la tarde del sábado.

Según el Gobierno francés, los materiales peligrosos hallados durante la operación, realizada en medio de “la calma, sin violencia”, serán destruidos. La operación policial francesa comenzó a las 9 de la mañana, poco después de que fuera entregada la lista con la ubicación de los ocho depósitos de armas revelados. En total, han sido movilizados gendarmes del departamento de Pirineos-Atlántico, así como dos escuadrones de gendarmería móvil, una compañía de seguridad de 180 agentes, así como una decena de equipos de desminado y “numerosos efectivos de la policía judicial y de seguridad interior”, según el ministro del Interior. Tanto este como Cazeneuve realizaron un homenaje especial a las 829  víctimas mortales de ETA durante unas décadas de terrorismo que también han dejado miles de heridos.