Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

51 alcaldes del PP y PSOE en Extremadura y Ciudad Real protestan contra el estado de la N-430

En los últimos diez años se han registrado 260 accidentes, en los que han muerto 40 personas

51 alcaldes del PP y PSOE en Extremadura y Ciudad Real protestan contra el estado de la N-430

Los alcaldes de 51 pueblos de Extremadura y Ciudad Real se unirán este miércoles para protestar por el estado de un tramo de 200 km de la carretera Nacional 430. A los regidores de estos ayuntamientos, mayoritariamente del PP y PSOE, aunque los hay de otros colores políticos, se sumarán distintos colectivos de la comarca, así como transportistas y empresarios de ambas regiones. En los últimos diez años se han registrado 260 accidentes, en los que han muerto 40 personas.

A lo largo de estos 200 kilómetros, el alcalde del Ayuntamiento de Herrera del Duque en Badajoz, Saturnino Alcázar (PSOE), señala como punto más “negro” los 80 kilómetros que van desde Villarta de los Montes en Badajoz hasta la localidad de Luciana en Ciudad Real. El objetivo de esta plataforma municipal, que también coordina, Venancio Rincón, el alcalde de Puebla de Don Rodrigo (Ciudad Real) (PSOE), es que la carretera Nacional 430 se convierta en autovía y se integre a la A-43. Según ambos consistorios, este tramo soporta un volumen diario de tráfico de más de 800 vehículos pesados de media y 4.500 vehículos ligeros.

Alcázar recuerda uno de los accidentes más recientes que conmocionó especialmente a la comarca. “En mayo de 2015, volcó un camión cisterna invadiendo el carril contrario y chocó contra un vehículo. En el accidente hubo dos muertos y tres heridos. En el suceso se vieron involucrados varios operarios del retén de Piedrabuena, que estaban preparando la campaña de extinción de incendios y venían de trabajar en los montes próximos a Puebla de Don Rodrigo. Solo en 2016, hubo cinco muertes en este punto”.

El alcalde de Herrera del Duque insiste en que además de los 260 accidentes en los últimos 10 años y los 40 fallecidos, cada semana se producen de media dos salidas de vía de camiones y turismos. “El trazado y el estado de este punto son lamentables, pero sigue siendo el más utilizado porque es el más eficiente en cuestión de tiempo. Llevamos 15 años pidiendo esta mejora. Por aquí pasan cientos de vehículos todos los días como parte de la ruta de mercancías que transporta productos desde todo el Levante hasta Portugal”.

Jacinto González, dueño y transportista de una empresa de frutas en Valdivia (Badajoz), estará presente en la manifestación para reclamar lo que considera una necesidad. "Llevo 37 años conduciendo por esta carretera y su estado es lamentable, soporta demasiados vehículos. Debería ser autovía sí o sí", defiende. González recuerda que hace años uno de sus camiones frigoríficos se vio involucrado en un accidente muy cerca de Luciana. 

Valentina Fuertes, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (Apyme), asegura que también asistirá a la concentración para mostrar su apoyo a esta causa. "La carretera está en muy mal estado, parece tercermundista, soporta mucho tráfico de vehículos y tiene muchos kilómetros donde no se puede adelantar. Hay muchas curvas, muchos cambios de rasante, y esto provoca muchos accidentes", comenta. 

Fuentes del Ministerio de Fomento aseguran que, en lo que respecta a la siniestralidad vial, no consta la existencia de ningún tramo de concentración de accidentes en la N-430 en los últimos años. Desde Fomento añaden que están redactando los proyectos necesarios para la rehabilitación de esta carretera. La institución adelanta que tienen previsto redactar un nuevo estudio informativo sobre la futura autovía A-43, con diferentes alternativas para el trazado entre Ciudad Real y Mérida, con el objetivo de hallar una solución consensuada.

Durante la acción, que coincidirá con el Miércoles Santo, la plataforma formada por 51 municipios tiene pensado cortar esta vía, aproximadamente durante dos horas, para impedir el paso de cualquier vehículo. A la última manifestación, el 15 de febrero de este año, asistieron casi 3.000 personas y esperan que en esta ocasión la afluencia sea aún mayor.

Más información