Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos renegociará con el PP el pacto de Murcia antes de permitirle gobernar

El partido no aclara si exigirá el acta de Sánchez ni si le impedirá volver a ser presidente

Ciudadanos renegociará con el PP el pacto que unía a los dos partidos en Murcia antes de la votación que previsiblemente investirá a Fernando López Miras como presidente de la región en sustitución del dimitido Pedro Antonio Sánchez. La formación de Albert Rivera dio por roto el acuerdo cuando este dirigente fue imputado en el caso Auditorio y no dejó el puesto, por lo que ahora quiere reescribir, detallar y aclarar el punto del documento que obliga a dimitir a los investigados. Por su parte, el PSOE y Podemos han coincidido en la necesidad de que los tres partidos de la oposición trabajen "por un gobierno de cambio y de regeneración", opción que Ciudadanos rechaza. En consecuencia, distintos portavoces parlamentarios han destacado lo "poco" que le cuesta al PP mantener el poder en la región.

José Manuel Villegas e Ignacio Aguado, este martes en Madrid. Ampliar foto
José Manuel Villegas e Ignacio Aguado, este martes en Madrid. EFE

Ciudadanos se plantea ahora reescribir el primer punto de su acuerdo ("Separar de inmediato de cualquier cargo, público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial") para dirimir las distintas interpretaciones que han hecho los dos socios del mismo y aclarar si Sánchez debe abandonar el acta de diputado y la presidencia regional del PP de Murcia, además de la autonómica. "Le toca mover ficha al PP, poner el nombre del candidato y ver si se puede retomar el pacto", ha resumido este martes José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos y principal interlocutor de Fernando Martínez-Maíllo, coordinador del PP. "A partir de ahí nos tendremos que sentar a negociar y ver las condiciones", ha seguido.

En Madrid, Daniel Ortiz tuvo que dejar inmediatamente su acta, y todos sus cargos en la formación de Mariano Rajoy, como consecuencia de su imputación en el caso Púnica. Sin embargo, en el caso de Sánchez la formación de Rivera se ha abierto a renegociar el acuerdo antes de decidir si le pide el acta. ¿La razón? Los dos partidos se han pasado más de un mes discutiendo sobre los detalles jurídicos del pacto. Mientras que el PP sostenía que estar imputado es enfrentarse a la apertura de juicio oral, Ciudadanos argumentaba que esa condición se adquiere cuando se es investigado por un juez. La formación de Rivera propondrá una fórmula para reescribir ese punto y evitar interpretaciones divergentes.

"Desde el principio dijimos que la mejor solución era que el PP le sustituyera [a Sánchez] por una persona sobre la que no recayera la sombra de la corrupción. Respondieron como siempre, con inmovilismo", ha argumentado Villegas. "Finalmente, aunque tarde, parece que han entrado en razón y se ha producido esa dimisión que se tenía que haber producido hace semanas. Esto da una ventana de oportunidad para la estabilidad política en la región, tras la crisis de estos 45 días".

PSOE, Podemos y otros partidos ven "insuficiente" la dimisión

Varios portavoces de otras formaciones han señalado tras conocerse la renuncia de Sánchez que al PP le ha costado poco, porque al final será otro popular quien mantenga la Presidencia.

"La dimisión de Pedro Antonio Sánchez se produce demostrando el PP, lamentablemente, una escasísima capacidad de respuesta ante la corrupción. El PP ha llegado tarde, mal y a rastras", ha expresado el responsable de Organización de la gestora del PSOE, Mario Jiménez. "La ciudadanía quería un cambio y creo que todo el mundo tiene claro que el cambio se va a producir si el PP sale del Gobierno. Ahora vamos a un escenario diferente. Este proceso ha servido para situar cuál es la posición de cada uno en la lucha contra la corrupción y la regeneración... El PP de Mariano Rajoy demuestra que no ha cambiado en nada. Se ha demostrado que Rajoy no tiene el menor compromiso a favor de la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción", ha añadido el número dos de la dirección provisional de los socialistas. Jiménez considera que el escándalo que ha protagonizado el expresidente murciano "ha servido para situar al espejo de la opinión pública a partidos que, cuando han tenido la oportunidad de cambiar las cosas, han mostrado una escasísima falta de reflejos y resistencia a provocar el cambio político, como lo hizo con el Gobierno de España", en alusión respectivamente a Ciudadanos y Podemos.

El secretario general del PSOE-RM y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Rafael González Tovar, ha manifestado que la salida de Sánchez del poder era una condición necesaria "pero no es suficiente"'. El dirigente socialista ha hecho un llamamiento al resto de los grupos de la oposición (Ciudadanos y Podemos) a seguir trabajando "por un gobierno de cambio y de regeneración". "No hay otra opción que ponernos de acuerdo la oposición para salir de esta crisis. Ahora empieza un proceso en el que las fuerzas políticas tiene que decir cuáles son sus candidatos" a presidir la Región de Murcia, ha explicado.

Podemos considera que la dimisión de Pedro Antonio Sánchez como presidente murciano es insuficiente y argumenta que el PP debe salir del Gobierno de la comunidad. "[Sánchez ] se ha agarrado al sillón durante demasiadas semanas, ha tenido que dimitir por la gran presión social para que no nos sigan gobernando corruptos", se ha quejado la portavoz parlamentaria, Irene Montero, en el Congreso.

La portavoz ha pedido a PSOE y Ciudadanos que no permitan que el PP siga gobernando en Murcia. "Es posible un Gobierno alternativo y hay que hablar con el PSOE para que exista un Gobierno alternativo, Pero el PSOE y Ciudadanos deciden seguir sosteniendo al PP entonces tendrán que hablar los murcianos. Todo con tal de sacar a un partido corrupto como el PP a las instituciones".

"Para este viaje no hacían falta tantas semanas", ha ironizado Aitor Esteban, el portavoz del PNV en el Congreso, sobre el mes y medio que se ha consumido en el pulso del PP con el resto de formaciones para que no dimitiera Sánchez.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha señalado que en su partido tienen "dos dudas" sobre Pedro Antonio Sánchez. La primera, "a qué eléctrica irá o a qué embajada irá", y la segunda "por cuánto ganará las próximas elecciones el PP en Murcia". Para Rufián, al PP "le sale gratis todo esto".

Joan Baldoví, de Compromís, coincide en que al PP le ha costado "poco" pasar de la posición de defender la inocencia de Sánchez a mantener el poder en la región tras su dimisión.