Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE intenta atraer al PP a un pacto sobre RTVE

El Congreso admitirá a trámite una proposición para volver al modelo de Zapatero

El pleno del Congreso volverá esta semana a debatir y a votar cómo desmontar otra de las decisiones del Gobierno de la mayoría absoluta de Mariano Rajoy: su modelo de RTVE. Se trata de modificar la ley para obligar al consenso en la elección de los responsables de la radio y televisión públicas y para ello se elevan las mayorías parlamentarias necesarias. El PP las redujo a mayoría absoluta con un decreto que convalidó en solitario y por el que pudo nombrar sin acuerdo alguno a los actuales responsables de la corporación.

Antonio Hernando en la sesión de control al Gobierno.
Antonio Hernando en la sesión de control al Gobierno. EFE

El pleno del Congreso de los Diputados admitirá previsiblemente a trámite este martes una proposición de ley del PSOE para reformar el modelo de RTVE. Además de los votos socialistas el texto contará con los de Podemos, Ciudadanos y los partidos nacionalistas.

Además, el PSOE trabaja estos días para intentar atraer al PP al acuerdo y reunir la unanimidad en torno a su texto, elaborado en colaboración con los consejos de informativos de RTVE. Básicamente se trata de elevar las mayorías necesarias para elegir a los responsables de la radio y la televisión pública, de tal forma que sea necesaria un amplio consenso parlamentario.

Es decir, el texto vuelve al modelo establecido por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y modificado luego por el PP con su mayoría absoluta. La exposición de motivos explica que el Gobierno de Mariano Rajoy estableció "por Decreto-ley un nuevo sistema de elección de los órganos de la Corporación que les permitía designarlos en solitario, excluyendo a toda la oposición, y afectando gravemente a los principios de pluralismo y control parlamentario, y consecuentemente a su independencia".

Añade que “esta reforma les permitió designar como presidente de la Corporación a una persona cercana a la vicepresidenta del Gobierno e iniciar un camino de desmantelamiento del modelo anteriormente aprobado. La elección parlamentaria se convirtió en una mera apariencia, pues la mayoría parlamentaria se limitaba a ratificar la designación efectuada por el Gobierno, llegando incluso, en el caso del último proceso de elección, a haberse convocado oficialmente la toma de posesión del nuevo Presidente incluso antes de que tuviera lugar su votación por el Pleno del Congreso de los Diputados”.

El texto tiene un artículo único y eleva a una mayoría de dos tercios la necesaria para la elección del presidente de la corporación.

"Los miembros del Consejo de Administración serán elegidos por las Cortes Generales, a razón de ocho por el Congreso de los Diputados y cuatro por el Senado, de entre personas de reconocida cualificación y experiencia profesional. Sin perjuicio de lo establecido en el número anterior, dos de los miembros del Consejo a elegir por el Congreso, lo serán a propuesta de los dos sindicatos más representativos a nivel estatal con implantación en la Corporación", explica el primer apartado.

Establece que los candidatos propuestos "deberán comparecer previamente en audiencia pública en el Congreso y el Senado, en la forma que reglamentariamente se determine, con el fin de que ambas Cámaras puedan informarse de su idoneidad para el cargo. Su elección requerirá una mayoría de dos tercios de la Cámara correspondiente". Y concluye que "el Congreso de los Diputados designará, de entre los doce consejeros electos, al que desempeñará el cargo de Presidente de la Corporación RTVE y del Consejo. Tal designación requerirá una mayoría de dos tercios de la Cámara".

 

Aplicación inmediata

 

Una vez que se admita a trámite el martes, se inicia el largo proceso legislativo en la Comisión Constitucional y luego en el Senado, por un periodo no inferior a tres meses, es decir, que no será aprobado definitivamente como mínimo hasta otoño. El ponente socialista, José Miguel Camacho, asegura que la norma tendría efectos en el mismo momento de su aprobación definitiva, es decir, que entonces habría que proceder a la renovación de la cúpula de RTVE con el consenso necesario para completar la mayoría cualificada.

El pasado 15 de febrero miembros de los Consejos de Informativos de la radio y televisión pública entregaron en el Congreso 2.225 firmas para que "RTVE deje de estar al servicio del Gobierno"