Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal relevará de inmediato al jefe de la cúpula militar

El general Alejandre, español de más graduación en la cadena de mando de la OTAN, se perfila como nuevo Jemad

El general Fernando Alejandre, a la izquierda, durante unas maniobras de la OTAN en Zaragoza en 2015.

El relevo del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Fernando García Sánchez, es inminente y podría producirse este mismo viernes, al regreso de Washington de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, o en una semana como máximo, según fuentes gubernamentales. El actual jefe de la cúpula militar fue nombrado el 30 diciembre de 2011 y su sustitución está pendiente desde que se constituyó el nuevo Gobierno, en noviembre pasado.

El Jemad es el máximo asesor militar del presidente y el mando operativo de las Fuerzas Armadas. Su nombramiento corresponde al Rey, a propuesta del presidente y previa deliberación del Consejo de Ministros, por lo que Cospedal ha consultado el nombre con Felipe VI y Rajoy. Además, antes de elegir al nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa, ha mantenido dos rondas de entrevistas personales con los tenientes generales del Ejército de Tierra, al que le corresponde por turno ocupar este puesto según una norma no escrita que la ministra ha querido respetar.

El candidato con más posibilidades de convertirse en el nuevo jefe de la cúpula militar es el teniente general del Ejército de Tierra Fernando Alejandre Martínez, que desde 2015 ocupa el cargo de segundo jefe del Mando de la Fuerza Conjunta de la OTAN con base en Brunssum (Holanda). Alejandre, de 61 años, es el militar español más alto en la cadena de mando de la OTAN, ya que el cuartel general de Alta Disponibilidad de Bétera (Valencia), que manda el también general de tres estrellas Francisco Javier Varela Salas, pertenece a la estructura de fuerza.

La mayor desventaja de la candidatura del general Alejandre era su lejanía física de Madrid, y de los responsables políticos del Ministerio, y su mejor baza su perfil internacional, en un momento en el que España quiere jugar un papel protagonista en el diseño de la política europea de Defensa al tiempo que aumenta sus compromisos con la OTAN. Alejandre, perteneciente al arma de ingenieros, fue jefe de la División de Operaciones del Ejército de Tierra y asesor militar del ministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos, entre otros múltiples destinos.

Según la fuentes consultadas, el relevo de la cúpula militar no se hará de golpe sino que primero se sustituirá al jefe del Estado Mayor de la Defensa y en las próximas semanas, contando ya con la opinión de éste, a los jefes de los tres ejércitos.