Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así ha cambiado el padre español en una sola generación

¿Cuántos días de baja tuviste? ¿Asististe al parto? ¿Cambiaste muchos pañales? Un mismo cuestionario a un padre y un hijo ilustra el salto que ha dado la paternidad española

Una batería de preguntas a Ángel (71 años) y Nacho (34) Martín, padre e hijo, ilustra el salto que ha dado en una sola generación la paternidad en España.

- “¿Pañales?, he cambiado más a mis nietos”, dice uno.

- “Yo los mismos que mi chica”, el otro.

Ángel, que crió cuatro hijos en los años setenta y ochenta, “echaba una mano” a su mujer, que no trabajaba. Nacho -que tiene dos niñas pequeñas y una pareja que, como él, trabaja fuera de casa-, tiene en la cabeza el calendario de vacunas y las actividades extraescolares de su prole. No es una cuestión de amor, de padres mejores o peores, sino de corresponsabilidad en los cuidados. “Veo una diferencia abismal entre nosotros, se ha avanzado mucho,” dice Ángel. “En mi época dedicábamos todo el tiempo al trabajo, era una forma de vida, las mujeres llevaban el peso de los hijos”. “Cuando mi padre nos iba a buscar al colegio era una fiesta… son cosas que luego recuerdas”, dice con una sonrisa Nacho, que comparte al 50% la gestión y planificación de la vida doméstica.

Más información