Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos y Colau se aproximan a un acuerdo para la integración en el nuevo partido

El último escollo está en cómo validar la participación de los inscritos de Podem

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un acto del nuevo partido este fin de semana.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un acto del nuevo partido este fin de semana. EL PAÍS

La dirección de Podemos, de Podem y el entorno de Ada Colau se aproximan a un acuerdo para que la formación de Pablo Iglesias en Cataluña se integre en el nuevo partido impulsado por la alcaldesa de Barcelona, según han informado fuentes conocedoras de las conversaciones a EL PAÍS. El pacto está cerca justo después de que los inscritos en Podem hayan decidido este fin de semana no participar con las condiciones actuales en la nueva organización, Un país en Comú, por un 60,5% de los votos. El motivo es que en las negociaciones de última hora las direcciones están tratando de cumplir las tres condiciones que Podem exigía para integrarse y que han refrendado los inscritos. Fuentes de las conversaciones explican a este periódico que el fleco que falta es cómo validar la futura participación de los militantes de Podem en el proceso de creación del nuevo partido y el sistema de elección con listas abiertas proporcionales para elegir a la nueva ejecutiva.

Los contactos entre Xavier Domènech, próximo líder de Un país en Comú; Albano Dante Fachin, líder de Podem, y Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, junto al resto de socios, se han intensificado y acelerado en las últimas horas con el objetivo de salvar el bloqueo que amenazaba con impedir la integración de Podem en el nuevo partido que propicia Colau. En la negociación se ha implicado finalmente el propio Iglesias.

Críticas a Nuet por cómo ha elegido a los futuros miembros de la confluencia

À. PIÑOL

Podem no tiene la exclusiva de conflictos a propósito de la confluencia. Esquerra Unida i Alternativa también ha vivido el suyo. El sector crítico EUiA-protagonista, derrotado en la última Asamblea, ha difundido un comunicado en el que acusa al coordinador Joan Josep Nuet de "pinchar" en democracia interna al elegir de forma unilateral a unos 60 aspirantes de su partido a integrar la futura ejecutiva de la formación de Ada Colau (tendrá 30 personas) así como su consejo nacional (120). La propuesta de Nuet fue aceptada por 56 votos a favor 18 en contra y una abstención.

Pere Mariné, miembro del colectivo, ha denunciado que Nuet no ha atendido a la pluralidad del partido visualizada en la última asamblea de octubre en la que el coordinador fue ratificado en el cargo y los críticos alcanzaron el  26% de los votos. La única excepción fue la de incluir en esa larga relación a Edu Navarro, edil de Sabadell y miembro de ese sector. "Ya no sabemos ni el procedimiento de elección ni cómo se hará la selección de personas", ha afirmado Mariné. El portavoz ha recalcado que el grupo es absolutamente partidario de confluir pero ha reprochado a Nuet prácticas "poco democráticas" además de lamentar que que en el nuevo sujeto no esté brillando "la transparencia". En declaraciones a Europa Press, Nuet ha criticado el sistema de cuotas apuntando que es un sistema de funcionamiento que en los años 80 y 90 llevo a la "confrontación" entre partidos políticos. "El debate en el nuevo sujeto político no son las cuotas de partidos, sino las personas", ha incidido Nuet, que insiste en que se trata de una nueva manera de hacer política.

Tras alcanzar un consenso sobre el código ético —Podemos quiere votarlo el día de la fundación del partido—, las fuentes consultadas explicaron que el escollo principal reside en cómo validar la votación de los inscritos en Podem en el nuevo partido, que quiere hacerlo desde su propia web frente al criterio de los comunes. Ahora bien, mientras unas fuentes daban por cerrado el acuerdo, otras sostenían que era una interpretación optimista y que quedaba por sellar la elección de los miembros de la ejecutiva que Podem quiere a través de un sistema proporcional de listas abiertas. Joan Josep Nuet, de EUiA (la versión catalana de Izquierda Unida), dijo que se está a “milímetros del acuerdo”.

Podem exigía tres condiciones para integrarse en el nuevo partido de izquierdas catalán con Barcelona en Comú, ICV y EUiA y así se lo preguntó a sus bases en la consulta de este fin de semana. Estas son si era "imprescindible" poder votar directamente en las decisiones sobre el nuevo partido sin inscribirse en un nuevo censo y de forma telemática; la elección de la dirección con listas abiertas y un sistema proporcional y un código ético cerrado y no pendiente de ser aprobado tras la fundación del nuevo partido.

La dirección de Podem ha difundido este lunes el resultado de la consulta que ha arrojado que el 60,5% de los afiliados (2.424 personas) son partidarias de no confluir si no se cumplen esas exigencias, mientras el 37,35% (1.461) quieren seguir adelante a pesar de que no se satisfagan. Un 0,41% ha votado en blanco (16 personas). No obstante, la consulta está marcada por la baja participación, de solo el 11,45% del censo activo, aunque la dirección no le resta legitimidad.

En todo caso, las partes han acercado posiciones en las últimas horas. Fuentes de los comunes, como se conoce al núcleo cercano a Ada Colau, explican que el meollo está todavía en el censo. Podem rechazaba que sus inscritos (52.000) tuvieran que inscribirse en otro censo del nuevo partido para poder votar, pero los comunes sostienen que no van a renunciar a que estos validen su voto con su DNI, lo que no es necesario en el sistema de votación de Podem, que solo pide el teléfono móvil.

Barcelona en Comú, el partido de la alcaldesa, ha emitido esta tarde un comunicado titulado "generosidad y valentía" para construir Un Pais en comú, el nombre embrionario del proyecto. BComú afirma que las condiciones que planea Podem ya figura en la propuesta de la semana pasada. Según la nota, el código ético ya contempla la limitación de sueldos y mandatos; el no endeudamiento y el no a las puertas giratorias. El texto asegura que la ejecutiva se podrá elegir por un sistema de listas abiertas -omite, sin embargo, que Podem pide que sea con un sistema proporcional- y que los futuros electores podrán votar en un registro conjunto de todas las personas interesadas -"provengan de donde provengan", dice el texto- sin mencionar la reivindicación de la formación morada.