Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Municipios vascos imitan a Cataluña con consultas simbólicas

La iniciativa de Gure Esku Dago con respaldo del PNV y EH Bildu en 35 pueblos logra una baja participación

Una mujer vota en las urnas de Tolosa.
Una mujer vota en las urnas de Tolosa.

"Bye, bye Spain" ha dicho en un perfecto inglés, Amaia. Nacida en Tolosa, de "treinta y tantos", y madre de un hijo, está convencida de que, algún día, verá una Euskadi independiente. Ha votado sí a la pregunta de si quiere formar parte de un Estado soberano vasco, en una de las 101 urnas instaladas por la asociación Gure Esku Dago en 35 pueblos de Gipuzkoa. Sabe, como los 124.000 ciudadanos convocados este domingo, a la segunda oleada de consultas que comenzaron en 2016, que es un referéndum simbólico. Pese a que vota con su DNI y que su voto se registra en un ordenador, el efecto legal de la consulta es nulo, y la base de datos se destruirá hoy mismo.

Pese a los esfuerzos de la plataforma organizadora, Gure Esku Dago (Está en nuestra mano), a mediodía había participado el 9% de las personas convocadas en esta segunda oleada de consultas desde que comenzaron en 2016. A las 17.00 había participado el 19,3%, lo que auguraba una baja respuesta popular al final del día. Poco después de las 20 horas la organización  confirmó una participación  final del 25%. Las carpas electorales estaban abiertas desde las nueve de la mañana, esta vez en las comarcas guipuzcoanas de Astigarraga, Hernani, Oarsoaldea, Tolosaldea y el municipio vizcaíno de Larrabetzu y seguirán hasta las 20 horas. A las 12.15 pasaba por una de las urnas el senador del PNV Jokin Bildarratz. "Independentzia, noski (por supuesto)", ha dicho tras votar y constatar que la normalidad que se vivía en Tolosa y en el resto de las urnas de los pueblos convocados, "es una lección de la que tendrían que aprender". PNV y EH Bildu, sumaron sus votos en el Parlamento de Gipuzkoa para pedir a los ciudadanos que acudan a votar a las consultas. El resto de los partidos políticos no ha dado ningún tipo de cobertura oficial al referéndum.

"Pero creo que cada vez somos más, y que como en Cataluña esta ola seguirá creciendo. Así que bye bye Spain", ha repetido Amaia con una sonrisa de oreja a oreja. A unos metros Basili Rodríguez, uno de los observadores acreditados por Gure Esku Dago (Está en nuestra mano), catalán y miembro fundador de la Asamblea Nacional Catalana, resalta la normalidad de la consulta. "Lo importante no es la independencia sino el derecho a decidir", subraya en la esquina de un corro que compartía con otros observadores de Esquerra Republicana.

Municipios vascos imitan a Cataluña con consultas simbólicas

Bildarratz preguntará este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la sesión de control, su opinión acerca de las consultas realizadas al amparo de la ley de bases de régimen local. El Consejo de Ministros rechazó el día 3 de marzo autorizar una consulta popular a los ciudadanos de San Sebastián para saber si estiman oportuno utilizar las instalaciones municipales para realizar corridas de toros.

En Tolosa era día de regatas juveniles de chicos y chicas, y cada dos por tres había que echarse a un lado en la carpa de las urnas porque pasaban remeros con su embarcación al hombro. 

Las consultas seguirán en otras localidades vascas el 2 de abril, el 7 de mayo, el 18 de junio y también en otoño. Se trata de una serie que comenzó en junio del pasado año con la instalación de las primeras 113 urnas en 32 localidades guipuzcoanas, una de Bizkaia y otra en Álava.  Entonces fueron convocados 125.332 habitantes de los cerca de 700.000 de la provincia y más de dos millones de Euskadi. Al final, participaron en torno a 40.000, casi el 30% de los convocados.

Si entonces el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo -ahora exdelegado- comunicó a los alcaldes que las consultas "carecen de respaldo legal" y emplazó a las autoridades locales de que "no colaboren" en una iniciativa "sin permiso y ajena a los intereses municipales" en base al artículo 71 de la Ley de Bases de Régimen Local, esta vez no ha sido necesario. Saben donde están sus límites y han aprendido de los errores legales de la consulta catalana del 9N.

"El principal objetivo es fomentar la cultura democrática", asegura Zelai Nikolas, encargada de leer el comunicado al mediodía. "No hay mejor manera de ejercer el derecho a decidir que llevándolo a la práctica". Para los responsables de las consultas "al igual que en Escocia o Cataluña, en Euskal Herria la ciudadanía también tenemos voluntad de decidir libremente nuestro futuro".

Más información