Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Una legislatura sin mayoría

Rajoy avisa de que necesita estabilidad para evitar elecciones anticipadas

“Episodios como el de los estibadores no pueden volver a repetirse nunca”, advierte el presidente

Mariano Rajoy, este domingo en Málaga junto al líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno.

El varapalo que ha supuesto para el Gobierno la votación en el Congreso de los Diputados que frenó el pasado 16 de marzo el real decreto ley que regula la liberalización de la estiba, en la que el PP solo logró el apoyo del PNV, llevó este domingo al presidente, Mariano Rajoy, a advertir de que está dispuesto a hacer “lo imposible” para agotar la legislatura, pero que para ello requiere de “algo de estabilidad política”. “Es necesario que episodios como el de los estibadores no se vuelvan a repetir nunca”, avisó desde Málaga.

El líder del PP se mostró realmente contrariado al hablar de un asunto que ha evidenciado la soledad del Ejecutivo en la Cámara baja. Dijo que hará todo lo que esté en su mano para reconducir el asunto, que no se trata de hacer solo lo que dice el Gobierno, aunque reclamó la implicación de los grupos de la oposición. Por lo menos, de los “partidos que debemos ser responsables”, precisó.

Los populares están siendo especialmente críticos con Ciudadanos, que había anunciado su apoyo a la convalidación del texto y finalmente se abstuvo en la votación. “Pido, por favor, un poco de responsabilidad a los demás, que también están obligados”, exigió el presidente, con tono elevado, durante la clausura del 15º congreso de su partido en Andalucía.

Rajoy subrayó que pactar exige hablar y tener capacidad “para entender al otro y ponerse en el lugar del otro”. Pero sobre todo, para el presidente, alcanzar acuerdos significa “actuar con responsabilidad” y “fijarse en el interés general” del país.

También recordó que, pese a estar en minoría, su partido fue el más votado en las últimas elecciones generales, con 137 representantes en el Congreso, y que es el que “tiene que gobernar”, algo que, en su opinión, “algunos todavía no han comprendido”.

El PP está recordando una y otra vez que el cambio en el sistema de funcionamiento de la estiba está motivado por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, es decir, que no es un capricho del Ejecutivo. “El Parlamento de una de las naciones más importantes de Europa, como es España, no puede votar en contra de la sentencia de un tribunal europeo, no puede de ninguna de las maneras”, insistió Rajoy, que interpretó el voto negativo de los grupos de la oposición como “un castigo” a su Gobierno. “Eso es, lisa y llanamente, romper las reglas del juego. Todas. Las reglas del juego de las instituciones europeas, que nos obligan, y las reglas del juego que marca el sentido común”, subrayó. Para el presidente, esa decisión afecta “al prestigio” de España y, por tanto, a su economía porque se genera desconfianza.

El líder del PP, durante su discurso, recalcó que la estabilidad política “es capital” para seguir adelante con la recuperación económica. Dijo que continuará adelante con las reformas —“lo que funciona, no se toca”, justificó— y aludió varias veces al millón y medio de empleos que se han creado en los últimos tres años. “2017 será bueno, mejor de lo que esperábamos”, adelantó, y recordó el objetivo de llegar a los 20 millones de españoles trabajando en 2020.

Rajoy centró gran parte de su intervención en la recuperación económica y pidió a los suyos que “hablen con la gente” para que sepa lo que ha hecho el PP en el Gobierno tras una etapa “muy mala” de cinco años, además de defender los valores que están “en el ADN” de su partido, entre ellos, la unidad de España.

Que ETA se disuelva

Tras los últimos comicios generales, el jefe de Ejecutivo dijo ser consciente de que necesitaba “pactar para gobernar” y que su trabajo se centraría principalmente en propiciar el crecimiento económico y bajar las cifras de paro para mejorar el sistema de pensiones y servicios públicos como la educación.

Rajoy volvió a referirse al anuncio de la banda terrorista ETA de que completará su desarme el próximo 8 de abril. “De paso, que se disuelva”, les invitó. “En este país no se paga precio político por el desarme, en este país se cumple la ley, que es la voluntad de la gente”, concluyó el presidente..

Más información