Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “Queremos que ETA se disuelva y no habrá nada a cambio de nada”

El presidente reclama a los partidos que se sumen a una "ola de moderación, sensatez y de sentido" en las instituciones

El presidente del Gobierno firmando en el cartel de las banderas del congreso.

El camino de ETA hacia su liquidación ya está marcado. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha dicho en la clausura del Congreso del PP vasco que la banda terrorista tiene que disolverse y desaparecer de las vidas de los vascos y de los españoles, sin esperar ningún tipo de contraprestaciones. El presidente ha sugerido que es la última oportunidad de la banda y que no puede esperar nada, tampoco de Francia: "ETA ha hecho su enésimo anuncio, ha dicho que se va a desarmar, me parece bien, y de paso que se disuelva y que pongan fin a esto de una vez. Ya saben que no habrá nada a cambio de nada, porque nada puede haber". Una posición que también ha manifestado el PNV.

En un fin de semana en el que también ha habido congresos en Madrid, Andalucía y Castilla-La Mancha, y unas horas después de que ETA anunciara su desarme para el día 8 de abril, Rajoy ha precisado que "como siempre" el Gobierno de España aplicará la ley, "y estoy convencido de que Francia también aplicara la ley como lo ha hecho siempre. Esa es la posición última, lo que esperamos es la disolución ya y la aplicación de la ley. Esta es la posición justa, la democrática y es también la más eficaz", ha dicho.

Para el presidente, la aplicación de la ley es además el comportamiento que "preserva la dignidad de las víctimas del terrorismo". "Y por si a alguno no le llegaran esos argumentos, es también, como el tiempo se está encargando de demostrar, la más eficaz para la disolución definitiva de ETA". En ese momento se ha acordado de los momentos difíciles  de los compañeros del PP vasco. "Nos acordamos siempre y lo seguiremos haciendo siempre, toda la vida, de aquellos compañeros de partido que ya no están con nosotros", ha asegurado.

Rajoy ha comparado la situación de España y la del País Vasco y ha alabado el acuerdo de los populares vascos sobre los presupuestos con el PNV y el PSE. "Me parece bien que habléis de presupuestos, porque la mayoría de las personas quieren que los partidos sean útiles y que una ola de moderación, sensatez y de sentido común se instale en las instituciones", ha dicho.

Críticas a Ciudadanos

También ha tenido palabras críticas contra Ciudadanos. Tras asegurar que no llevar adelante la reforma de la estiba es "romper las reglas de juego", y atacar al "prestigio y crédito de España",  ha recomendado a Ciudadanos que elija mejor los temas para criticar al Gobierno. "Son las reglas de juego de Europa, donde hemos entrado voluntariamente y entrar significa aceptar las reglas de juego. Si todo el mundo hace como hizo el Parlamento nacional, ¿cómo puede funcionar esto?, se ha cuestionado. "Si se quiere criticar al Gobierno que se haga, pero elijan bien los temas y actúen en consecuencia con nuestros compromisos". "Lo que no se puede hacer nunca es por dejar en mala posición al Gobierno perjudicar al conjunto de los intereses de los españoles", ha concluido.

El congreso del pacto entre diferentes

El PP vasco ha ratificado la presidencia de Alfonso Alonso con un 94,96% de los votos de los compromisarios, en una votación sin competencia. Alonso, que ha concurrido después de sellar un pacto marco con el PNV y el PSE para aprobar los presupuestos vascos, ha explicado durante la defensa de su candidatura que "llegamos a la política para que nadie tuviera que callarse. Y hoy estamos en política por la misma razón para que nadie tenga que callarse", ha dicho. En su opinión el PP va a ser un partido útil a la sociedad y ha enmarcado la renovación en los órganos del partido, precisamente para conseguir ese objetivo. 

"Hay motivos para seguir en política, no hemos venido a jugar, y no se nos puede ver como cansados de la política, por eso os pido un esfuerzo", hadicho ante militantes y cargos públicos.

Alonso ha intervenido tras el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, quien ha propugnado un nuevo PP que se basa en el pacto entre diferentes. "Quien hoy no entienda que para dar servicio a los ciudadanos hay que pactar entre diferentes es que no ha entendido nada", ha dicho. "Y después de varios años como alcalde el que mejor puede hacerlo es Alfonso Alonso", ha dicho.

Alonso ha designado a la concejal de Barakaldo, Amaya Fernández, como secretaria general, en sustitución de Nerea Llanos, que pasará a ser la portavoz en un evento presidido por Laura Garrido. El acto ha sido clausurado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que participará en una comida con 700 militantes y cargos del partido.

En la cúpula del partido habrá cuatro vicesecretarios, Ana Morales, portavoz del grupo popular en las Juntas alavesas; Carmen Carrón, concejala del Ayuntamiento de Bilbao; Leticia Comerón, portavoz de los populares en el Ayuntamiento de Vitoria; y Jacobo Caparrós, que fue candidato a la alcaldía de Astigarraga, en Guipúzcoa, en las pasadas elecciones municipales y repite en la vicesecretaría.

También estarán en la Ejecutiva el delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, y los presidentes provinciales de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, Iñaki Oyarzábal, Borja Sémper y Antón Damborenea, respectivamente.

Por su parte, el presidente del PP vasco y exalcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, ha definido al PP como a única alternativa en Euskadi para frenar la "radicalidad y el populismo" de EH Bildu y de Podemos. En Euskadi "no es obligatorio" ser nacionalista ha dicho tras conocerse el resultado mayoritario de la votación. "Vamos a demostrar que somos útiles y una palanca de cambio" a pesar, ha dicho, de tener solo nueve parlamentarios en la Cámara de Vitoria.

El vicesecretario de Política Social del PP, Javier Maroto, sí se ha referido al anunciado desarme de ETA, al proclamar que el Partido Popular de lo único que quiere hablar es del "desarme moral" de la banda terrorista y de todo su entorno. El también exalcalde de Vitoria ha criticado que "algunos" intenten hacer del desarme de ETA una noticia "de la que sacar pecho", mientras que el PP lo que reclama es el abandono de su existencia, la entrega de armas, la petición de perdón y el reconocimiento del dolor a las víctimas.

Maroto ha dado las gracias a las fuerzas de seguridad del Estado y a los escoltas privados por defender la libertad en Euskadi, una seña de identidad también del PP El vicesecretario del PP ha arremetido contra los nacionalismos catalán y vasco, que cada vez se parecen más "a esos discursos que en Europa hablan de restablecer fronteras y separar a ciudadanos".

Más información