Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos zulos y arsenales de ETA

La banda terrorista ha anunciado este viernes su desarme unilateral e incondicional para el 8 de abril

Hallado un arsenal de armas y explosivos de ETA en un zulo de una vivienda ubicada en el centro de Biarritz (Francia) en 2015.

La Guardia Civil informó el 8 de marzo del hallazgo de uno de los últimos zulos de la banda terrorista ETA. El lugar, en el que encontraron siete bidones con explosivos, estaba en un paraje rural de Irún (Guipuzkoa). Los agentes explicaron que no había constancia de que el depósito hubiese tenido una actividad reciente. "Probablemente, la banda terrorista lo usó para suministrar material a algún comando que operara en la zona", apuntaron. El instituto armado no descartó la existencia de otros depósitos en los alrededores.

En diciembre de 2016, la Guardia Civil y las autoridades francesas detuvieron a cinco personas e intervinieron un depósito en Louhossoa (Francia) con numerosas armas, explosivos y material para hacer bombas que, según aseguró el Ministerio del Interior, se iba a usar para una acción propagandística de entrega de armas.

El 12 octubre de 2016, las autoridades incautaron en Carlepont (Francia) 145 armas cortas, dos fusiles de caza y munición. Este fue mayor golpe policial contra ETA en este campo desde 2004, cuando se hallaron también en el país galo varios zulos y se detuvo a Mikel Antza y a su compañera Maria Soledad Iparraguirre. Casi la mitad de las armas que se encontraron eran las procedentes del robo de Vauvert (Francia) en octubre de 2006, en plena tregua, cuando se llevaron más de 300 revólveres y pistolas de la empresa Sidam. El objetivo de los etarras reuniendo con esta acción era escenificar un acto de entrega del material ante supuestos intermediarios internacionales. 

Una operación conjunta de la Guardia Civil y la policía francesa en mayo de 2015 permitió localizar en un casa-zulo en el centro histórico de Biarritz varias armas cortas de fuego y material para fabricar explosivos que pertenecía a la banda terrorista. En la actuación fue detenida una mujer de nacionalidad francesa por su presunta vinculación con la organización criminal, así como su pareja sentimental.

El 1 de diciembre de 2014, las autoridades localizaron en Brassac (Francia) un zulo con una pistola y munición de diferentes calibres, polvo de aluminio para la confección de artefactos explosivos, pólvora para recargar cartuchos, ácido cítrico —posiblemente para la fabricación de detonadores—, material para la falsificación de documentos, material informático y diversos efectos personales de los terroristas.

En Capbreton, Francia, el 10 de febrero de 2012 las autoridades encontraron un antiguo depósito de ETA con diferentes armas. Entre ellas: 40 subfusiles MAT-49 y 40 MAT-10, 20 pistolas herstal 9mm y 1.000 cartuchos.

En el departamento de Yonne en la región de Borgoña (Francia), la policía incautó el 15 de enero de 2012 varias pertenencias de la banda terrorista. Entre ellas: tres revólveres robados de una fábrica de armas en Vauvert (Francia); seis tarjetas profesionales de la Guardia Civil con sus respectivas placas de identificación, todas ellas falsas; 17 DNI falsos; una carta de identidad portuguesa falsa; dos permisos de conducir españoles falsos; materiales diversos para la fabricación de explosivos (resina de cristal epoxy y circoflex); "Sikaflex" sellador que se utiliza en ingeniería y arquitectura para aislar el agua; varias placas de matrículas falsas y dinero en metálico.

Antes del "cese definitivo" de la violencia terrorista de ETA 

En julio de 2011, la Policía Judicial francesa, en colaboración con la Guardia Civil, halló tres zulos de ETA al norte de Irouleguy, cerca de Saint-Jean-Pied-de-Port, en los Pirineos atlánticos, muy cerca de la frontera con Navarra. Se trataba de tres bidones escondidos y localizados en la subida del monte Jara en los que se encontraron 120 metros de cordón detonante, un temporizador con el anagrama de ETA, dos fusiles de asalto, 20.000 dólares, munición para los fusiles y una sustancia amarillenta que podría ser azufre.

La Ertzaintza localizó en mayo de 2011 en Sondika (Vizcaya) un zulo de ETA que escondía varias armas. Dentro de un bidón metálico oxidado estaban escondidas tres pistolas Browning, dos subfusiles, una granada de fabricación casera con el anagrama de la banda y una bomba trampa. Además, junto a este armamento, fueron localizados en el bidón caretas, pelucas y diverso material electrónico.

En enero de 2011, fue descubierto en la localidad francesa de Dramelay, cerca de la frontera suiza, un zulo de ETA. En el escondite se encontraron dos fusiles rusos de francotirador. Las armas estaban desmontadas dentro de unos tubos de PVC rotulados en el exterior con la palabra Russian. Los dos fusiles estaban acompañados de sendas miras telescópicas de la marca china Norinco.

Fuente: Ministerio del Interior

Más información