Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía de nuevo a Matas al banquillo por prevaricación y fraude

La fiscalía pide dos años de prisión para el expresidente por la concesión irregular de contratos

El expresidente balear Jaume Matas

Nuevo juicio para el expresidente de Baleares Jaume Matas. El juez José Castro ha dictado la apertura de juicio oral para el exministro por delitos de prevaricación y fraude a la Administración por una pieza derivada del caso Palma Arena. El magistrado lleva a juicio la subpieza dos de la pieza 27 sobre la concesión presuntamente irregular de contratos por valor de 110.000 euros a la empresa Over Marketing para compensar los trabajos que esta empresa realizó para el PP en la campaña de las elecciones autonómicas de 2003.

En el auto, el juez también envía al banquillo de los acusados a la cuñada de Matas y exdirectora general de Tecnología del Gobierno balear, Encarnación Padilla, a quien la fiscalía acusa de propiciar un contrato irregular en favor de Over Marketing por valor de 100.000 euros para la difusión de la conexión a internet de las pequeñas y medianas empresas de la isla. También sienta en el banquillo al propietario de la sociedad, el empresario Daniel Mercado, para quien anticorrupción pide penas menores de cárcel sustituibles por multa al apreciarle circunstancias atenuantes como la confesión.

La fiscalía sostiene en su escrito que Matas dio las instrucciones a su cuñada Padilla para que encargase una campaña de fomento de las nuevas tecnologías entre empresas a la sociedad de Mercado. Según anticorrupción, la directora general de acuerdo con Mercado decidió fraccionar el coste del contrato para no superar los 12.000 euros "aparentando que se trataba de servicios independientes para eludir de forma fraudulenta las prescripciones legales y evitar la concurrencia". Sostiene el fiscal que "para culminar la simulación" ambos acusados decidieron conjuntamente que las facturas se emitirían por parte de diversas entidades del grupo de Mercado y luego se ingresarían en las arcas de la central.

Así, la fiscalía estima que las empresas del grupo de Mercado recibieron cerca de 110.000 euros que compensaban parte de los gastos electorales en los que Over Marketing incurrió durante la campaña de las elecciones autonómicas de 2003, donde realizó labores de comunicación y diseño. Anticorrupción sostiene que Mercado y Matas acordaron en una entrevista previa que una parte de los gastos electorales que debían abonarse en dinero negro "se compensarían con el volumen de contrataciones públicas que le adjudicarían desde distintos organismos públicos dependientes del Gobierno balear".

En las últimas semanas, el juez José Castro ha dictado varios autos de apertura de juicio oral contra el expresidente balear. En su último escrito, el magistrado envió a Matas al banquillo con una petición de cinco años de cárcel de la fiscalía por la presunta financiación en negro de parte de los gastos de las campañas del partido por la pieza central sobre la empresa Over Marketing. También mandó a juicio la pieza 14 del Palma Arena sobre los convenios para patrocinar el municipal de ciclismo, por los que anticorrupción le pide un año y medio de prisión.

Más información