Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alicante despierta del diluvio del siglo

Los 137 litros por metro caídos obligan a cortar calles y a suspender clases. No hay víctimas

La avenida de Denia, en Alicante. ATLAS

Alicante se recupera de una noche de lluvias histórica: se han recogido 137 litros de agua por metro cuadrado (la mitad en dos horas), lo que convierte las últimas 24 horas en la tercera jornada más lluviosa en la ciudad en los últimos 80 años y en la de más precipitaciones en lo que va de siglo, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Además, las lluvias caídas suponen casi la mitad de la que suele acumularse en Alicante a lo largo de todo un año. No ha habido daños personales, y los materiales se están evaluando, aunque el Ayuntamiento considera que las pérdidas son "mínimas". Con récord o sin él, la ciudad ha amanecido con clases suspendidas en cinco colegios, garajes anegados, calles cortadas y los bomberos y la policía han trabajado sin descanso (han tenido 221 intervenciones por la tromba de agua) para que la ciudad funcione con normalidad. 

Desde que se tienen registros históricos, en 1934, la jornada más de lluvias más copiosas en la capital alicantina ha sido la del 30 de septiembre de 1997, con 270,3 litros por metro cuadrado, debido a las precipitaciones torrenciales de una gota fría. La ciudad se inundó y cinco personas perdieron la vida. A esa fatídica fecha le sigue el 20 de octubre de 1982, con 233,1 litros por metro cuadrado, y después se sitúa la jornada de este martes.

Aemet asegura que de enero a diciembre la media de precipitaciones en Alicante se eleva a 311,1 litros por metro cuadrado, y solo hoy han caído algo más de 137. La agencia resalta que este diluvio no haya coincidido con el otoño, cuando normalmente se registran los torrenciales episodios de gota fría, sino que haya sido en un mes de marzo, en el que el promedio se sitúa en solo 23 litros (media entre 1981 y 2010).

Por su parte, el alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha activado el protocolo de actuación municipal frente al riesgo de inundaciones por las fuertes lluvias registradas durante toda la tarde-noche, y ha acordado suspender las clases en cinco colegios, por los estragos del agua y el viento. La antigua circunvalación sur de Elche ha tenido que ser cortada, mientras un hombre ha tenido que ser rescatado cuando era arrastrado por el río Serpis, en Cocentaina. En el vecino municipio de San Vicente del Raspeig aún ha llovido más, al superarse los 193 litros por metro cuadrado, lo que ha hecho que las ramblas estén crecidas y muchas de las carreteras anegadas.

Echávarri se ha felicitado que el tercer día con más lluvia de la serie histórica se haya saldado sin casi daños materiales y sin lamentar víctimas. El alcalde se ha mostrado satisfecho que las obras antirriadas de la playa de San Juan y el parque inundable de La Marjal hayan permitido evitar males mayores. A ese respecto, ha indicado que el parque ha recogido 15.000 metros cúbicos de agua, de los 45.000 que puede acoger. Solo dos urbanizaciones, en los números 32 y 35 de la avenida de Niza, continúan anegadas por encontrarse bajo el nivel del mar.

Las lluvias han sorprendido sobremanera porque hace tan solo tres jornadas, el pasado 10, Alicante pulverizó el récord histórico de día más cálido de un invierno, con 34 grados en el aeropuerto y 32,5 en la ciudad, y hoy ha batido el de más lluvioso.

La Comunidad Valenciana no experimentaba un invierno con cambios "tan bruscos" de temperaturas y climatología desde el año 1985 cuando, como ahora, hubo meses de enero y marzo muy fríos y un febrero marcado por los anticiclones, ha relatado a Efe el responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad alicantina (UA), el catedrático Jorge Olcina.

Más información