Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para tres detenidos por los disturbios callejeros de Pamplona

El juez, que les imputa desórdenes públicos y terrorismo, remite la causa a la Audiencia Nacional

Destrozos en uno de los establecimiento del Casco Viejo de Pamplona tras los disturbios de este fin de semana. EFE / ATLAS

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de tres detenidos por su supuesta participación en los disturbios provocados este sábado en Pamplona por el grupo autodenominado Errepresioari Autodefentsa. El magistrado, que les imputa los delitos de desórdenes públicos y terrorismo, ha acordado remitir la causa a la Audiencia Nacional, competente para la instrucción de ese segundo delito. La Policía Nacional también detuvo a un menor de edad, que ha quedado a disposición de la Fiscalía de Menores bajo la tutela de sus padres.

Los sucesos tuvieron lugar tras una convocatoria con el título “Errepresioari autodefentsa” (autodefensa frente a la represión) que no había sido comunicada previamente a la Delegación del Gobierno. El auto judicial recalca que los detenidos, vecinos de Rentería, se desplazaron el sábado desde su localidad “en coordinación con un grupo que portaba para ello sacos con piedras y material pirotécnico, con capuchas para dificultar su identificación”. Para el juez, los altercados se produjeron dentro de “una actuación organizada y planificada”, de lo que el desplazamiento desde Rentería sería un indicio. Añade que el resultado fue “una alteración grave y prolongada de la paz pública en el momento en que había multitud de ciudadanos por la zona”.

Según la resolución judicial, los participantes en los disturbios buscaron el enfrentamiento con los agentes y utilizaron para ello “piedras ya preparadas, material pirotécnico y botellas caídas de los propios contendores que los propios investigados arrastraron, incendiando previamente uno de ellos”. Para la identificación de los 3 acusados, el magistrado señala el atestado enviado por la Policía y atiende la petición del fiscal para decretar la prisión provisional ante la gravedad de los sucesos y el riesgo de “eludir la acción de la justicia”. Razona además el titular del juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona la posibilidad de que reincidan en hechos similares “a la vista de la propia mecánica de los hechos, cometidos en grupo y de forma organizada y planificada”.

El Ayuntamiento de Pamplona, comerciantes y hosteleros evalúan ahora los daños ocasionados en escaparates y mobiliario urbano. El alcalde, Joseba Asirón (EH Bildu) ponía en valor que “el cien por cien de la representación municipal” se ha pusiera de acuerdo en un texto “ superando tradiciones semánticas, visiones políticas, que sin ningún tipo de ambigüedad repudia de manera contundente lo ocurrido". La unanimidad alcanzada en el consistorio no se trasladaba al Parlamento de Navarra, cuya junta de portavoces aprobaba el mismo texto que se había respaldado por todos los grupos en el ayuntamiento de la ciudad pero sin el apoyo de UPN, que sí lo respaldó en el municipio, ni del PP, que no tiene representación en Pamplona. Regionalistas y populares presentaron su propio texto en el que atribuían a la izquierda abertzale los incidentes y se negaban a respaldar el texto que sí han suscrito Geroa Bai, Podemos, EH Bildu, Izquierda-Ezkerra y PSN.

Más información