Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos y Ciudadanos negocian una alianza para limitar mandatos presidenciales

Los dos partidos se reúnen este viernes tras intercambiar documentos y acercar posturas

Ampliar foto
Irene Montero, Antonio Hernando y Juan Carlos Girauta.

Podemos y Ciudadanos se reúnen este viernes en el Congreso para negociar una propuesta conjunta para limitar los mandatos presidenciales y eliminar los aforamientos de diputados, senadores y miembros del Gobierno. Después de unirse al PSOE para impulsar la comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP, los dos nuevos partidos prosiguen el deshielo de sus relaciones al buscar un segundo acuerdo político. Fuentes de las direcciones parlamentarias de ambas formaciones aseguran a EL PAÍS que incluso se plantean presentar una propuesta conjunta de reforma de la Ley de Gobierno para limitar a al menos ocho años o dos legislaturas los mandatos presidenciales. Las partes coinciden también en su deseo de eliminar los aforamientos, pero difieren en el método: Podemos quiere incluir ese cambio en una reforma global de la Constitución y Ciudadanos acotarla a una modificación puntual.

La cita tiene su origen en que el PP haya incumplido su compromiso de impulsar esas tres medidas, recogidas en el pacto de investidura que firmaron Marino Rajoy y Albert Rivera. Desde entonces, Ciudadanos busca apoyos entre los partidos de la oposición. Sin embargo, las dos nuevas formaciones seguirán necesitando la complicidad de las tradicionales para realizar esas reformas en el caso de que lleguen a un acuerdo.

"Tenemos una mirada optimista respecto a la limitación de mandatos", afirma a EL PAÍS Txema Guijarro, secretario general del grupo parlamentario de Podemos y negociador designado del partido con Ciudadanos. El partido de Pablo Iglesias comparte la necesidad de acometer la reforma –la formación ya aplica la limitación de mandatos a todos sus cargos internos- y ve adecuado que se haga con una reforma de la Ley de Gobierno, como le propuso Ciudadanos al PP.

Además, Podemos cree que podría ser razonable ampliar la limitación a otras autoridades electas, como los alcaldes, explica Guijarro, y así se lo planteará a Ciudadanos. El partido de Iglesias incluso ve viable una proposición de ley conjunta de las dos formaciones para promover esta medida. "¿Por qué no? No estamos cerrados a ello, ni mucho menos", sostiene el diputado. "Vamos con la intención franca de escuchar y atender", asegura.

"Si para conseguir apoyo a la limitación de mandatos algún grupo quiere tramitarla conjuntamente o modificarla, estamos abierto a ello", explica Albert Rivera en conversación con este diario. "El objetivo final es aprobar la reforma y cumplir con el pacto de investidura y nuestro compromiso electoral".

Es más complicado alcanzar un pacto sobre la supresión de los aforamientos. Aunque Podemos comparte el objetivo de limitar lo que considera como "privilegios" de los representantes políticos, no coincide con Ciudadanos en el procedimiento. Su "línea roja" es que cualquier cambio constitucional –como el que requiere la supresión de los aforamientos- se haga a través de un referéndum, pero este debe abrirse entonces a una reforma profunda de la carta magna.

"La estrategia de Ciudadanos de ir poquito a poquito en la reforma constitucional y negociándolo en despachos nos chirría definitivamente. Queremos un referéndum para preguntar a la gente por el alcance de una reforma constitucional completa", afirma Guijarro.

"Tenemos la suerte de que el PP no es decisivo para bloquear una reforma o una comisión de investigación. Estoy convencido de que llegaremos a un acuerdo entre todos para suprimir los aforamientos", opina Rivera, que ya ha dado un paso de gigante para intentar acercar posturas con Podemos. Tras semanas analizando esta posibilidad, Ciudadanos estaría dispuesto a que se celebrara un referéndum para validar la reforma constitucional que permita la eliminación de los aforamientos, como pide la formación de Iglesias, aunque no lo considera necesario ni deseable.

Más información