Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alcalde del PP adereza su discurso del Día de la Mujer con frases machistas

"Las mujeres sangran sin cortarse y tocan las narices sin acercarse", afirmó el regidor de Noia

El alcalde Santiago Freire, segundo por la derecha, en un acto con la consejera gallega de Medio Ambiente.

Día Internacional de la Mujer. En el municipio coruñés de Noia celebran un homenaje a Elena Baralla, la primera presidenta de una agrupación local de mariscadoras a pie, una profesión que requiere una gran resistencia física y que en Galicia ejercen mayoritariamente las mujeres. El alcalde, el popular Santiago Freire, sube al estrado a pronunciar su discurso y suelta la siguiente frase: “La mujer es capaz de sangrar sin cortarse, es capaz de dar a luz sin corriente e incluso algunos dicen que es capaz de tocar las narices sin ni siquiera acercarse”.

El dirigente del PP justifica lo dicho como un “chiste fácil” y pasa a defender que la mujer tiene “muchas dificultades fisiológicas” con “respecto al hombre”, lo que hace que “determinados trabajos que requieren la fuerza física” se le “compliquen”. Este jueves la oposición municipal de Noia que conforman PSOE, BNG y a Marea Cidadá de Noia le han pedido explicaciones en un comunicado conjunto por esos “chistes machistas”.

Los partidos de la oposición consideran que las afirmaciones del regidor popular “no se pueden tolerar por parte de un cargo público institucional, al que se le presume una ejemplaridad en la erradicación del machismo en el que está sumida la sociedad actual”. El Bloque le ha preguntado también al presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, si el “feminismo sin etiquetas” que reclamó el Día de la Mujer en el Parlamento de Galicia “es compatible con los chistes peyorativos sobre las mujeres” proferidos por el alcalde de su partido en Noia.

Tras las críticas recibidas, el regidor ha pedido perdón este jueves a “las personas que se hayan sentido ofendidas” por lo que ha calificado de “minuto fatal”. Freire alega que su intención “no era ofender a nadie y, mucho menos, menoscabar la dignidad de las mujeres” sino que con su discurso pretendía mostrar su “máxima admiración a su figura”. “No tengo ningún problema en pedir perdón porque lo que dije resultó desafortunado”, ha manifestado. Freire es alcalde de Noia, una localidad de algo menos de 15.000 habitantes, desde hace poco más de un año, tras arrebatarle el bastón de mando al PSOE aliándose con un partido independiente.

Más información