Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Ay!Phone

La DGT recurre a Tricicle para lanzar una campaña contra el uso del móvil al volante

¡Ay!Phone.  Anuncio de Tricicle contra el uso del móvil al volante

Decir mucho sin palabras. A esa máxima ha recurrido Tricicle durante su carrera. Y a ella ha recurrido también la DGT ahora para concienciar a los automovilistas sobre el peligro que implica el uso del móvil al volante. "Al menos, 500 personas mueren al año por distracciones mientras se conduce", ha destacado Tráfico este jueves, que ha lanzado un vídeo titulado ¡Ay!Phone, protagonizado por el trío formado por Carles Sans, Joan Gràcia y Paco Mir.

"No importa cómo lo digas. Lo importante es que lo digas", sentencia una campaña donde se suceden los bocinazos, las muecas y los gritos mudos. "Esperemos que el humor ayude a que cale el mensaje", ha subrayado Sans durante la presentación del spot, a la que también ha acudido el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido."Nadie mejor que Tricicle para expresarlo con un simple gesto", ha apostillado el representante del Ejecutivo.

Según los datos de la DGT, los accidentes por una distracción provocan el 30% de las víctimas mortales en carretera. Y usar el móvil multiplica por 23 la posibilidad de sufrir un siniestro. Además, pese a que un estudio del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) apunta que el 94% de los conductores considera peligroso usar el teléfono al volante, el 43% de los jóvenes admiten que wasapea mientras conduce, según otro sondeo elaborado con respuestas de más de 6.000 jóvenes europeos.

"Al marcar un número en el móvil a una velocidad de 120 kilómetros por hora, recorremos sin ver la carretera una distancia de 429 metros. Lo equivalente a unos cuatro campos de futbol. Si escribimos un mensaje, estamos 660 metros a ciegas", ha remachado el ministro del Interior, que ha destacado cómo combatir el uso del teléfono entre los automovilistas se ha convertido en una prioridad de las administraciones en materia de Seguridad Vial.

De hecho, el Servicio Catalán de Tráfico premió hace apenas tres meses a un adolescente de 17 años, Marc Vadillo, por una fotografía alegórica sobre este tema. En su imagen, el joven empleaba smartphones a modo de lápidas para componer una especie de cementerio. "El teléfono es uno de los asesinos en la carretera", afirmó el chico tras recibir el galardón.

La fotografía de Marc Vadillo que ganó el concurso del Servicio Catalán de Tráfico.
La fotografía de Marc Vadillo que ganó el concurso del Servicio Catalán de Tráfico.