Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez deja libre al anarquista vegano acusado de terrorismo

Bustamante estuvo 16 meses en prisión en el régimen más duro

Juan Manuel Bustamante junto a su madre a la derecha y la madre de otro compañero al salir de prisión.
Juan Manuel Bustamante junto a su madre a la derecha y la madre de otro compañero al salir de prisión.

La juez Carmen Lamela, titular del Juzgado Central de Instrucción 3, ha decretado de oficio este miércoles la libertad provisional con cargos de Juan Manuel Bustamante Vergara, de 26 años, que se encontraba en la prisión de Aranjuez desde hace 16 meses con la acusación de terrorismo en un polémico caso basado en pruebas dudosas, según desveló EL PAÍS en diciembre. Bustamante, también conocido con el apodo de Nahuel, fue arrestado en noviembre de 2015, junto a otros cinco jóvenes, en la Operación Ice contra un grupo anarquista vegano de Madrid llamado Straight Edge. La acusación fue de terrorismo y otros delitos que pueden llegar a implicar penas de más de 30 años.

Sin embargo, los hechos consistían en la quema de dos sucursales bancarias y se sostenían en indicios endebles, como pintadas, mensajes en redes sociales y sustancias sospechosas que resultaron ser productos de limpieza o caldo de lombarda. La clave de la acusación fue la controvertida formulación del delito de terrorismo que, aplicando el nuevo artículo 573 del Código Penal, puede englobar cualquier hecho violento al que se le atribuya la intención de subvertir el orden institucional.

La juez Lamela, que también ha instruido el caso de presunto terrorismo por la paliza a dos agentes de la Guardia Civil en Alsasua (Navarra), sostiene ahora que "teniendo en cuenta el tiempo que lleva privado de libertad" el detenido, "considera proporcional" su puesta en libertad. En su auto, la juez señala que la instrucción del caso está “prácticamente” concluida, pendiente solo de un informe del fiscal. Se espera que Bustamante salga de prisión a última hora de la tarde, según su familia. Tendrá prohibición de abandonar el territorio español y deberá presentarse una vez a la semana ante el juzgado.

Natalia Bosh, madre de uno de los seis jóvenes detenidos ha afirmado sentirse sorprendida por la noticia. "La resolución no responde a ninguna petición previa: la misma magistrada que lo ha mantenido tantos meses alegando falta de arraigo, ahora dice lo contrario. Nos ha sorprendido. No sé si se ha dado cuenta de lo desproporcionado de la medida o del agravio comparativo después de dos semanas viendo como dejan en libertad sin fianza a Urdangarin, Rato, Blesa y compañía", ha añadido.

El hecho violento que se atribuyó a los detenidos es la quema de dos sucursales bancarias en 2013 y 2015 en Madrid, aunque en el sumario no hay ni una sola prueba de su participación directa. El hecho de que apareciera en el lugar una pintada del grupo dos semanas antes, que colgaran en las redes sociales fotos de bancos con llamamientos a sabotearlos y que uno de los detenidos viva cerca de allí, llevó a los agentes a “la convicción” de que habían sido ellos.

En contra de los acusados, y sobre todo de Bustamante, pesaron también argumentos como que simpatizan con el movimiento okupa y que han participado en manifestaciones como Rodea el Congreso y Marcha por la Dignidad. Bustamante había sido detenido en tres ocasiones, acusado de participar en altercados en estas movilizaciones. El abogado de Bustamante, Eduardo Gómez, ha valorado "muy positivamente" la resolución. "Estamos contentos de que la juez haya estimado por fin lo que llevamos reclamando más de un año y ahora enfrentamos con más esperanza el juicio, del que aún se desconoce la fecha", ha declarado. 

Straight Edge, algo así como camino recto, es una tendencia que nace en Estados Unidos en los setenta y toma su nombre de una canción con ese título de un grupo de hardcore punk de los ochenta llamado Minor Threat. Nace en los círculos punks y anarquistas como respuesta al abuso de alcohol y drogas predominantes en ese mundo. "La libertad no se fuma, no se bebe, ni se esnifa; la libertad se conquista", dice la web de este colectivo en Madrid.