Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfonso Sánchez: “Lo del nuevo informe policial ha sido de circo”

El presidente de la AVT afirma que el 11-M "no está cerrado" y que "aún quedan incógnitas" por aclarar

Alfonso Sánchez, presidente de la AVT, en la sede de la asociación.

Para Alfonso Sánchez (Puertollano, 1965), la radio es el elemento que conecta el 11-M con su propia experiencia frente al terrorismo. "El 11 de marzo de 2004 yo acababa de llegar a ver a mi cuñado a una oficina que tiene en Fuenlabrada. Puse la radio y escuché las primeras noticias que hablaban de una explosión. Y empezaron las cifras de 10, 12 muertos... Y fue entonces cuando apareció ese flash-back que me hizo recordar lo que me había ocurrido a mí", apunta el actual presidente de Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que sustituyó el pasado año a Ángeles Pedraza, que perdió a su hija Miryam en la masacre yihadista y que llevaba seis años en el cargo.

"Cuando yo sufrí el atentado, mi padre y mi hermano también se enteraron porque un vecino, que estaba escuchando la radio y oyó mi nombre, se lo dijo", relata este guardia civil que, cuando tenía solo 19 años, resultó herido en un ataque con coche bomba de ETA contra un microbús del instituto armado, perpetrado el 9 de septiembre de 1985 en la plaza República Argentina de Madrid. "Yo sé quién atentó contra mí. Pero a las víctimas del 11-M se les debe una explicación seria y convincente", apostilla de inmediato Sánchez, que remacha: "No tenemos ni la justicia ni la verdad del 11-M. No hay condena a un autor intelectual".

El máximo representante de la AVT considera "más que cuestionable cómo se condujeron los testigos y las pruebas". "El episodio del 11-M no está cerrado. Aún quedan incógnitas", repite Sánchez, sentado en una sala de la sede de la asociación. Desde allí, añade de inmediato: "Pero no estoy buscando conspiraciones raras", "No hubo una firmeza para llegar al fondo de lo ocurrido. Los partidos se dedicaron mucho a tirarse las víctimas los unos a los otros. Enturbiaron mucho el 11-M" y "No está claro el 11-M: ¿quién dio la orden?, ¿quiénes fueron?, ¿por qué?, ¿cómo se hizo?... A mí no me cuadra nada".

El excomisario Eugenio Pino reveló el pasado febrero que había ordenado elaborar a la Policía Nacional un informe sobre los atentados tras el juicio. Después de conocerse su existencia, Interior lo remitió a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que lo archivó de plano por "no contener ningún dato, indicio o elemento incriminatorio nuevo y/o distinto de los ya incorporados en su día al procedimiento judicial". ¿Qué le parece? "Que, muchos años después, una brigada haga un informe que no sirve para nada, según la fiscalía... Creo que nunca ha habido intención de buscar unas personas responsables de lo que paso ese nefasto día. Lo del informe ha sido de circo".