Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Dolores, una ex guardia civil retirada

María Dolores Correa, de 47 años y vecina de El Perelló (Valencia), conocida entre sus allegados como Mariló, apareció asesinada el martes 21 de febrero

Día Internacional de la Mujer 2017
Concentración del Gobierno valenciano por las mujeres asesinadas.

María Dolores Correa, de 47 años y vecina de El Perelló (Valencia), conocida entre sus allegados como Mariló, apareció el martes 21 de febrero muerta en un céntrico piso de la localidad valenciana de Gandia. La encontró el propietario del piso que había alquilado a José Luis S.G., de 40 años, un hombre con el que Mariló había mantenido una relación a la que ella misma puso fin tiempo atrás. Él no lo aceptó y la amenazó en más de una ocasión, lo que llevó a la fallecida a denunciarle en 2015.

Un juzgado de Sueca dictó una orden de alejamiento para proteger a Mariló y le impuso al presunto agresor una pulsera telemática que salta cuando el denunciado vulnere la orden de distanciamiento de María Dolores. Según el Tribunal Superior de Justicia, el dispositivo de alerta no se activó porque la fallecida lo dejó enchufado en su casa, en El Perelló, antes de encontrarse con el presunto agresor en la vivienda que éste tenía en Gandía, donde tuvo lugar el crimen.

La familia de Mariló, una ex guardia civil retirada tras sucesivas bajas por enfermedad, había denunciado su desaparición el fin de semana anterior. María Dolores tenía dos hijos con el hombre con el que convivía ahora. A su presunto agresor lo conoció unos años antes a través de las redes sociales y de ahí surgió la relación. Al sospechoso, en la cárcel con prisión provisional sin fianza, lo detuvieron en la localidad madrileña de Móstoles, donde tiene familia, gracias al GPS del dispositivo de localización. El caso está sub iudice.

Más información