Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 72 indicios que acorralan al presidente de Murcia en la ‘Púnica’

El sumario sobre la trama de corrupción acumula decenas de correos electrónicos, llamadas, mensajes de móvil, documentos y tres declaraciones que salpican a Pedro Antonio Sánchez

Pedro Antonio Sánchez este lunes tras declarar como investigado por el 'caso Auditorio' en el TSJ de Murcia. Vídeo: ATLAS. Foto: EFE (M. Guillén)

El 'caso Auditorio' por el que tuvo que declarar como investigado este lunes en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia no es el único frente judicial al que pende sobre el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Pese a la polémica decisión de la Fiscalía Anticorrupción de no apoyar al juez Eloy Velasco en su iniciativa de remitir parte del sumario del ‘caso Púnica’ a los órganos judicial de la región autónoma para que sean ellos los que investiguen al político en su condición de aforado, la causa de corrupción recoge numerosos indicios de la supuesta implicación del jefe del Ejecutivo de esta comunidad en la trama. Son trece correos electrónicos, una docena de llamadas de teléfonos, 35 mensajes de móvil, seis documentos digitales y tres en formato papel que sustentan las sospechas contra él y que se detallan en dos informes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Trece correos electrónicos. El primer correo electrónico que destacan los informes del Instituto armado sobre los supuestos tratos de la trama Púnica con Pedro Antonio Sánchez y su entorno tiene fecha del 11 de junio de 2014. Es un “recordatorio” de la reunión que ese día supuestamente mantuvieron el político y el experto informático de la trama, Alejandro de Pedro, y que fue localizado en el ordenador que este último tenía en su casa. El último es del 24 de octubre de ese mismo año, sólo tres días antes de que se produzcan las primeras detenciones de la ‘Operación Púnica’, entre ellas la del propio De pedro. Éste último también era un “recordatorio”, en ese caso de un encuentro que mantuvo el presunto integrante de la trama con un miembro de la Consejería de Educación de Murcia, que entonces encabezaba el hoy presidente de Murcia. Entre medias, una decena de mensajes más, algunos entre De Pedro y un asesor de Pedro Antonio Sánchez llamado David Conesa Ferrer, actualmente imputado en la causa. En uno de ellos, fechado el 20 de octubre, éste último destaca al experto informático que “el consejero tiene mucho interés en que nos veamos para empezar”.

Doce llamadas de teléfono. Una docena de comunicaciones intervenidas a Alejandro de Pedro y su socio, el que fuera alcalde socialista de Cartagena José Antonio Alonso Conesa, son consideradas clave por la Guardia Civil. Muchas son conversaciones entre ambos en las que comentan detalles de sus tratos con autoridades de Murcia y, en concreto, con Pedro Antonio Sánchez. En una de ellas, del 17 de octubre de 2014, el experto informático se muestra impaciente por la falta de respuesta del político a sus propuestas "Oye, si hablas con Pilar [Barreiro, entonces alcaldesa de Cartagena y diputada, y hoy senadora del PP] dile que le he mandado tres mensajes al Pedro Antonio éste, tanta prisa y tanta hostia". También las hay con sus empleados para reclamarles modificaciones sobre las propuestas que van a hacer al hoy presidente murciano o en las que les informa de sus gestiones y encuentros.

35 mensajes de móvil. Los informes de la Guardia Civil destacan la existencia de dos cadenas de mensajes comprometedores. Por un lado, los 24 whatsapp que intercambian De Pedro con David Conesa, miembro del equipo de Pedro Antonio Sánchez, entre el 21 de octubre y el 25 del mismo mes. Buena parte de ellos se centran en concretar sendas citas en Madrid y Murcia. La segunda, son las comunicaciones vía imessages entre el conseguidor y el propio político del PP. Son once y se desarrollan entre el 21 y el 23 de septiembre. En ellas se ve el interés del candidato por reunirse con "Alex". Finalmente lo hicieron para desayunar en un bar cercano al hotel donde se alojaba el político durante una de sus estancias en la capital.

Seis documentos digitales. En uno de los ordenadores intervenidos durante el registro de la sede de las empresas de Alejandro de Pedro apareció un "informe de percepción inicial" con el nombre de Pedro Antonio Sánchez en la portada. En el mismo se examinaba la presencia del político en Facebook, Twitter, Youtube y los buscadores, así como una serie de "recomendaciones para mejorar su imagen y marca personal. El documento incluía un gráfico que destacaba que el 70% de las informaciones que aparecían en Internet sobre él fueran "negativas", sobre todo por los diferentes procesos judiciales en los que se había visto envuelto desde su etapa de alcalde de Puerto Lumbreras. Entre ellos, el ‘caso Auditorio’. En otro equipo informático, en este caso el que se encontró en casa del experto informático, apareció el segundo de estos documentos: un "informe preventa" en el que se dejaba constancia de una reunión que el 11 de junio de 2014 habían celebrado en Madrid el político y De Pedro junto a la entonces alcaldesa Pilar Barreiro. En el mismo se señalaba dicho informe no gustó al "cliente", que incluso detectó fallos. No sería el último de las mismas características. De hecho, se encontraron otros cuatro. El último una propuesta como proyecto “vendido” que fijaba el precio de los servicios en 4.600 euros al mes más IVA.

Tres documentos en papel. Son los últimos incorporados a la causa y, de hecho, no figuran en el informe que la UCO entregó en la Audiencia Nacional en mayo de 2016, sino en uno más reciente. En concreto, del pasado 22 de noviembre. En el mismo se califican a dichos documentos de "nuevos hallazgos" que en opinión de los autores "amplían y corroboran" los indicios sobre las supuestas irregularidades cometidas. Se trata de tres anotaciones manuscritas localizadas en "los puestos de trabajo" de otros tantos empleados del experto informático de la trama. Pese a que todas ellas fueron intervenidas durante los registros de octubre de 2014 en la sede en Valencia de las empresas de este último, ha sido en estos últimos meses cuando las han podido encajar en las pesquisas.

Tres Declaraciones. Todas ellas son de la misma persona, Francisco Javier Bueno, un empleado de Alejandro de Pedro que ejercía de comercial de sus empresas y que, por ello, acompañaba al experto informático en sus encuentros con los clientes. La primera la realizó como testigo poco después de las detenciones de octubre de 2014. Las dos siguientes, ya como investigados. Una, ante la Guardia Civil, en abril de 2016. La última, ante el juez Eloy Velasco el 5 de octubre pasado. En todas ellas, este trabajador de Madiva Editorial SL ha mostrado su disposición a colaborar. Así su testimonio ha servido para confirmar la reunión que De Pedro mantuvo el 22 de septiembre de 2014 en el Hotel Las Artes de Madrid Pedro Antonio Sánchez y la hoy senadora Pilar Barreiro. Su testimonio también ha servido a los investigadores para confirmar otro encuentro, este del 24 de octubre en la sede la Consejería de Educación entre De Pedro, el responsable de redes sociales del entonces consejero de Educación , y en el que se supuestamente se cerró definitivamente el acuerdo. El trabajador aseguró que ese día les comunicaron que el actual presidente murciano había dado su "Ok" a los trabajos de reputación online.

Más información