Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa ‘pantalla’ irlandesa conecta el caso De la Serna con el escándalo Defex

El juez De la Mata ordena investigar las transferencias de dinero a través de una sociedad asentada en Dublín que participa en ambos casos de corrupción

Un furgón de la Guardia Civil entra en la Audiencia Nacional.
Un furgón de la Guardia Civil entra en la Audiencia Nacional.

Dos tramas de corrupción con una empresa irlandesa en común. Un reciente auto del titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, revela que una de las sociedades implicadas en la presunta trama de comisiones ilegales por la que están imputados los exdiputados del PP Pedro Gómez de la Serna y Gustavo de Arístegui utilizaba como firma ‘pantalla’ para canalizar los cobros y pagos una firma asentada en Dublín que ya había aparecido en el ‘caso Defex’, abierto por las graves irregularidades detectadas en la venta de armamento en el extranjero por parte de esta empresa pública. No es el único punto en común entre ambos sumarios. Las pesquisas también han revelado la presencia en los dos del empresario Walter Stresemann, pieza clave en los cobros y pagos bajo sospecha.

El auto del juez De la Mata, al que ha tenido acceso El País, detalla que un reciente informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía ha sacado a la luz diversos correos electrónicos intervenidos en la cuenta de un directivo de Elecnor SA, empresa implicada en el pago de sobornos para la consecución de contratos internacionales, de los que se desprende que la firma española había utilizado en 2009 a la mercantil irlandesa Emerald Business Consulting LTD “para la adjudicación y ejecución del contrato de obra de la estación desaladora de Souk Tleta”, en Argelia, una de las operaciones bajo sospecha. El escrito del magistrado recuerda que en la misma también participó de un modo similar la empresa holandesa Castelino BV, que ya había aparecido en la investigación.

En concreto, los correos revelaban la supuesta simulación de un contrato entre Elecnor SA y la firma irlandesa por la que ésta recibió un fijo de 1,2 millones de euros por unos supuestos servicios de asesoramiento “de movilización y estrategia”, además de un porcentaje del 1,65% del millonario importe del contrato. En total, la investigación ha revelado que la compañía ‘pantalla’ cobró por ello cerca de 3,3 millones de euros mediante una transferencia bancaria realizada a una cuenta abierta en el Alliedirish Bank, de Dublín.

El juez De la Mata destaca que Emerald Business Consulting LTD y su administrador, Walter Stresemann, no son unos desconocidos para la Justicia española. Sus nombres han aparecido en otro sumario de corrupción, en este caso el que tiene su epicentro en la empresa pública de venta de armas Defex. Así, la firma irlandesa aparece relacionado con un contrato de suministro de equipos y material de seguridad firmado en 2010 con el Gobierno de Egipto por un valor de 30 millones de euros. “Emerald Business Consulting LTD es una sociedad sin razón comercial lícita”, detalla el magistrado en su auto, que también recuerda que por ello ha abierto una pieza separada para investigar esta operación ante la sospecha de que Defex ha “podido incurrir en el pago de comisiones ilegales para la obtención de contratos”.

En relación con el administrador Walter Stresemann, el escrito judicial destaca que está relacionado con una segunda sociedad, la suiza Beaulac SA, que presuntamente tuvo participación en el amaño de un contrato de 153 millones de euros firmado entre Defex y la Policía de Angola. Las investigaciones revelan que, de esa cantidad, algo más de 41,4 millones fueron transferidos “sin razón comercial lícita a Luxemburgo” para posteriormente ser redirigidos a una empresa instrumental de Hong Kong. En este trasiego de dinero, Beaulac SA recibió 62.600 euros y Stresemann, otros 65.000.

Con estos datos y un informe de la Agencia Tributaria en el que se detallan pagos de Elecnor SA con destino a Irlanda por un importe superior a los 6 millones de euros, y el cobro de otros 25 millones procedente del país europeo, el juez De la Mata pide en el auto a la empresa que detalle dichos movimientos económicos y su justificación. Además, reclama a la fundación de la extinta Caja de Navarra que facilite todos los datos sobre la cuenta que tenía en esta entidad Elecnor SA y de la que salieron los 3,3 millones que acabaron en un depósito en Dublín de la empresa irlandesa. En el escrito del magistrado no se cita en ninguna ocasión a los expolíticos Pedro Gómez de la Serna y Gustavo de Aristegui.