Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los puntos calientes del yihadismo en España

Ceuta es la ciudad con más arrestos por terrorismo islámico, con 30 detenidos desde 2012

La Guardia Civil detiene en Barcelona a un supuesto yihadista, el pasado noviembre.
La Guardia Civil detiene en Barcelona a un supuesto yihadista, el pasado noviembre.

La pista de los mensajes lanzados en la web —"Pido a Alá que me dé valor para matar infieles", rezaba uno de ellos— condujo a los investigadores hasta Hamido Hamido Mohamed en junio de 2014. Los agentes localizaron a este español de 42 años, que llevaba meses difundiendo propaganda yihadista a través de 28 perfiles de redes sociales, en una modesta casa de la calle Agrupación Fuerte, en la barriada del Príncipe de Ceuta, uno de los puntos calientes del terrorismo islámico en España. Porque aquí, en esta ciudad norteafricana de 85.000 habitantes, se han detenido a 30 personas por yihadismo desde 2012, lo que la convierte en la localidad con el mayor número de arrestos del país por estos motivos, según los datos del Ministerio del Interior.

Un ranking que continúa con Madrid (23), Melilla (21) y Barcelona (18); y que ayuda a dibujar el actual mapa de la lucha antiterrorista en España con dos escenarios muy diferentes: por un lado, la Península, con Cataluña y el Levante como puntos predominantes; y, por otro, Ceuta y Melilla. "En estas dos ciudades autónomas se produjo un incremento de las operaciones policiales a partir de 2013", detalla Luis de la Corte, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y director de Estudios Estratégicos en el Instituto de Ciencias Forenses y Seguridad, que matiza de inmediato que este aumento no se explica por las características intrínsecas de ambas ciudades, "que no han variado" considerablemente a lo largo de los últimos años. Como la alta tasa de paro o la importante presencia de población musulmana o inmigrante.

Los puntos calientes del yihadismo en España

"Sino por otros dos factores. El primero, la apertura del conflicto en Siria. Y, a raíz de este, surge el segundo. Porque Marruecos se ha convertido en uno de los países que proyecta más enviados voluntarios para combatir con el ISIS", continúa De la Corte. Una condición que, debido a los vínculos "especiales" que existen entre Ceuta y Melilla y algunas localidades de su entorno —como Castillejos, Tetuán, Nador o Tánger—, ha provocado que se hayan originado "redes transfronterizas" de captación de yihadistas. Por ejemplo, según un estudio de Real Instituto Elcano, de Tetuán partió el 40% de los cerca de 2.000 combatientes que, a principios de 2016, se calculaba que se habían ido de Marruecos a Siria.

Barcelona, "escenario" de movilización yihadista

"Si la atención se centra en los detenidos de nacionalidad española, el foco habría que situarlo especialmente entre adolescentes o jóvenes de segunda generación nacidos y residentes en Ceuta. Pero, en conjunto, el principal escenario de la actual movilización yihadista promovida en España por el Estado Islámico se encuentra en la provincia de Barcelona", relata en un artículo el investigador Fernando Reinares, director del Programa sobre Terrorismo Global de Elcano.

La provincia de Barcelona concentra también la mirada de los investigadores. Es cierto que la ciudad de Madrid suma más arrestados por yihadismo que la capital catalana. Pero, al fijar la vista en sus áreas metropolitanas, el análisis da un vuelco. En la provincia de Barcelona se ha detenido a 53 personas por terrorismo islámico desde 2012; frente a las 32 de la provincia de Madrid. Aunque, las fuerzas de la lucha antiterrorista amplían aún más el foco a todo el arco mediterráneo español, que acumula siete capturados en Girona, tres en Tarragona, nueve en Valencia y ocho en Alicante.

"En esta zona se ha asentado una importante capa de población musulmana, porque fue durante muchos años lugar de paso desde Europa a África", contextualizan fuentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil. En esta área, a diferencia de Ceuta y Melilla, el perfil de los sospechosos se asemaja más al que se encuentra en el centro de Europa, radicalizados de forma aislada a través de redes sociales; según estas mismas fuentes.