Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cien invitados se dan a la fuga sin pagar la cena de un bautizo en León

Los comensales se marcharon del hotel Carmen, en Bembibre, debiendo 2.000 euros del banquete

Imagen exterior del hotel Carmen, en León.
Imagen exterior del hotel Carmen, en León.

Los hurtos o robos en bares y restaurantes se encuentran a la orden del día. Se produce uno cada cinco minutos. Los cacos suelen buscar zonas tranquilas a altas horas de la madrugada para perpetrar sus fechorías buscando dejar el menor rastro. Sin embargo, lo que le ocurrió al propietario del hotel Carmen, en la localidad de Bembibre (León), le dejó atónito, en una región en la que no se recuerda haber vivido algo parecido. Durante una cena el pasado lunes, un centenar de comensales que había reservado en el restaurante del hotel decidieron marcharse, —a la hora del postre— sin pagar la cuenta del resto del menú, que sí habían disfrutado. La factura impagada de la celebración, que incluía un banquete para festejar el bautizo de dos niños, asciende a 2.000 euros.

Justo antes de los postres y en un breve espacio de tiempo, todos los comensales abandonaron el local sin mediar palabra marchándose en sus coches

Según Antonio Rodríguez, responsable del local, en declaraciones al portal web leonoticias.com“la cena se desarrolló con normalidad hasta que llegó la hora de servir el postre”. Rodríguez, afirma que todos los comensales “marcharon en estampida, como si lo hubieran acordado” reconociendo que a los camareros “no les dio tiempo a pedirles explicaciones”. El extraño simpa (nombre coloquial utilizado para este tipo de hechos delictivos) llevó a los propietarios a denunciar lo ocurrido en el cuartel de la Guardia Civil de Bembibre. 

Pese a que todo hace pensar en un incumplimiento verbal entre las partes, las autoridades que han iniciado la investigación no descartan el engaño premeditado o la estafa. Para Ángel Blanco, teniente encargado de comunicación de la comandancia en León, esta última opción cobra cada vez más fuerza. "Estamos investigando hasta qué punto estas personas engañaron al dueño del establecimiento. Hay indicios que nos hacen sospechar de un amplio engaño", asegura en una conversación telefónica con EL PAÍS. 

"Queremos aclarar qué persona hizo la reserva, pero tenemos dificultades porque o bien dejó unos datos personales erróneos o el hotel no apuntó debidamente dicha información", añade. Los comensales, originarios del este de Europa, dejaron a deber un 70% de lo acordado. "El acuerdo incluía un banquete y el dueño se fio al ver que se había dejado una señal previa". Sin embargo, la noche le depararía una ingrata sorpresa. Todos los comensales abandonaron el local sin mediar palabra marchándose en sus coches. "El personal no pudo hacer nada para detenerles. Al menos, sí nos facilitaron las matrículas de algunos de los vehículos que nos pueden dar algún tipo de pista", matiza Blanco.

En declaraciones a la cadena Ser, el propietario del hotel, Antonio Rodríguez, ha asegurado que "todo el mundo desapareció cuando estaban bailando y bebiendo; de golpe" y ha añadido que "al ser tantos uno no puede enfrentarse a ellos". Rodríguez también ha asegurado que "no hubo ningún destrozo del mobiliario".

En España, un propietario de un bar sufre un robo cada cinco minutos, seguidos de los ejercidos en establecimientos de alimentación y los locales dedicados a la restauración, según un informe del año 2015 de Unespa, la asociación empresarial que agrupa las entidades aseguradoras del país. Los datos también revelan que los robos a bares les cuestan a las empresas de seguros algo más de 14 millones de euros y 6,5 millones los perpetrados en establecimientos de alimentación.

"La investigación sigue abierta y mantenemos el contacto con la Policía Nacional de Ponferrada para ayudarnos a aclarar lo sucedido. Este tipo de hechos de tal magnitud, que yo recuerde, no han ocurrido nunca en la comarca de El Bierzo". De momento, los alrededor de 10.000 habitantes de Bembibre tendrán que esperar para saber cómo se dilucida el insólito caso del simpa leonés.

Más información